Una vez homologados, serán instalados en los 28 lugares donde ya funcionan los lectores de chapas-patente.

Raúl Alarcón y Germán Pascuci, desarrolladores del Sistema de Identificación de Patentes, explicaron a ANSL que, cuando un vehículo pasa por el sensor, la cámara le saca una foto, se inicia un proceso de consulta al ente nacional y, para el caso que se detecte alguna irregularidad, inmediatamente se genera una alerta que aparece en las pantallas de los controles en San Luis.

Hasta ahora, el resultado de estos monitoreos permitió detectar más de 700 vehículos con pedido de secuestro. “Todos los días tenemos alertas de este tipo y esta información la maneja la Policía provincial; este es un trabajo conjunto del Ente Control de Rutas, el Ministerio de Seguridad y el Ministerio de Ciencia y Tecnología, que brinda soporte con la Autopista de la Información”, explicó Pascuci.

Con la incorporación de los sensores de velocidad, se intensificarán los trabajos coordinados con los ministerios de Ciencia y Tecnología y Seguridad para que los efectivos policiales reciban en su dispositivo móvil las alertas por vehículos con irregularidades, mediante una aplicación exclusiva y sin intermediarios.