Los especialistas aseguran que cuando la nave no puede salir a la superficie, tiene hasta una semana de autonomía. Hoy se cumplen seis días desde la última comunicación. Diez países participan en la búsqueda con medios aéreos y navales.

Últimos preparativos para el operativo del equipo de rescate de la armada EE.UU.

 

“Esta fase de búsqueda y rescate es crítica. Por eso se realizó un despliegue de medios de todo tipo”, reconoció el vocero de la Armada, Enrique Balbi. Es que el mejor escenario les da siete días de autonomía si no logran salir a la superficie a renovar el aire, y llevan seis desaparecidos.

También informó esta mañana que los equipos de rescate encontraron una balsa vacía en una maniobra muy riesgosa por las condiciones en las que se encontraba el mar anoche, cuando se realizó el operativo. Las autoridades descartaron que se trate de una embarcación de emergencia del submarino ARA “San Juan”, ya que es muy probable que otra embarcación haya perdido la balsa por las altas olas de los últimos días.

Para dar con los tripulantes, lo mejor de la tecnología está disponible gracias a la colaboración de Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Francia, Colombia, Perú, Chile, Brasil y Uruguay, que se suman a las naves argentinas, alcanzando un total de 49 medios navales y aéreos entre los que están activos en el área de operaciones y a disposición.

Este miércoles, en el puerto de Comodoro Rivadavia, se ultiman los preparativos para una misión de búsqueda y rescate del submarino ARA “San Juan” con equipos de última generación. “Si bien lo tenemos entrenado e hicimos ejercicios en muchas ocasiones, no existe antecedente de un hecho similar”, dijo el capitán del operativo, Michael Eberlein.

El buque cuenta con cuatro vehículos sumergibles no tripulados que son manejados por control remoto, y una sonda de gran alcance que servirá para intentar localizar al submarino. Si eso ocurre, bajarán a las profundidades una cámara de rescate presurizada (que es una especie de minisubmarino) que se pegará al ARA San Juan y permitirá el rescate de los tripulantes argentinos, de a seis por viaje, en una operación que será algo similar a lo que ocurrió con los mineros chilenos en 2010.

Parte del equipamiento que llegó en aviones a la base de Comodoro Rivadavia es cargado en el buque Skandi Patagonia.

Por otra parte, y según detallaron los especialistas, la provisión de alimentos suele triplicar la cantidad necesaria para el viaje, por lo cual los víveres no son un problema. En cambio, la reserva de aire dura menos, pero podría dar para al menos otros cuatro o cinco días. El frío (unos 4°C) debería ser tolerable.

La última comunicación fue el miércoles a las 7:30, en el golfo San Jorge, a 432 kilómetros de la costa, al sudeste de la península Valdés. Hay 44 tripulantes a bordo, entre ellos el puntano Fabricio Alejandro Alcaraz, maquinista del ARA “San Juan” desde hace poco más de un año.

Nota: Andrés Acosta.

Foto: Clarín.