Con rondas de escritores, suelta de libros, presentaciones, talleres y shows para todas las edades, finalizó la quinta edición este sábado.

Este sábado concluyó la Feria Provincial del Libro en San Francisco.

La tierra que eligió Sarmiento para fundar la primera escuela en un ranchito se vistió de papel y colores para cobijar a lectores de diferentes puntos de la provincia y el país durante tres días.

El stand itinerante de San Luis que ganó en la Feria Internacional del Libro en Buenos Aires estuvo también en San Francisco. “Toda esta gira termina el 7 de febrero en Merlo”, adelantó Pedro Funes, del Programa Cultura. “Se acercan muchos niños gracias a la realidad virtual que tenemos”, contó. La muestra ya pasó por las ferias del libro en Villa Mercedes y La Pampa.

En el año dedicado al centenario por el natalicio del poeta Agüero, consideró que se ha hecho justicia con su verde memoria. “Se le dio el museo que abrimos el año pasado, las reediciones de las obras completas, y hasta la hija, Teresa, hizo una antología por el centenario”, recordó.

La librería Anello se presentó con un emotivo homenaje.

Para la Librería Anello fue emotiva esta quinta edición. El viernes homenajearon al fundador, Felipe Anello, “El señor de los libros”, y festejaron los cien años de la casa Anello, que comenzó como despensa de ramos generales en 1917, y creció hasta convertirse hoy en una referencia cultural sobre la esquina de calles Colón y Belgrano de la ciudad capital.

“Acompañamos a los docentes de esta escuela”, contó Pablo Anello, hijo del homenajeado.

“Hemos traído infantiles, libros de oficios y novelas románticas para las mujeres que quieran leer a la orilla del río”, indicó sonriente en el puesto que colabora todos los años.

Por primera vez, desde Merlo vino “Libros de las Sierras”, con una nutrida oferta de clásicos de la literatura universal. La librería funciona hace cinco años en la cuna del Capitán de Pájaros. “Elegimos San Luis para vivir porque es uno de los lugares más lindos de la Argentina”, expresó el librero Marcelo Muraco, quien tiene 32 años en el rubro.

La editorial Bonsai también debutó con sus páginas en miniatura. “Nos reciben muy bien en San Luis”, expresó la vendedora Liliana Zanini. Los ejemplares rondaban entre los $50 y $150. “El Principito es el que más se vende, es nuestro caballito de batalla, y los chistes infantiles”, agregó la representante de la institución que funciona hace veinte años en Buenos Aires.

Se realizó una capacitación sobre Rosenda Quiroga, con puntaje docente.

En la Feria además participaron los escritores locales Jesús Liberato Tobares, Gustavo Romero Borri, Darío Oliva, Roberto Sabbatini, Raquel Barrionuevo, Marcos Freite, Daniel Álvarez, Susana Salama y Daniel Salto, entre otros. También se presentó el autor riojano Domingo Bordón.

El Subprograma San Luis Libro expuso tres obras: “Rosenda Quiroga: docente entre dos siglos”, de Ana Haydeé Carbonel, Gabriela Analía Soriano, Graciela Barón Guiñazú y Silvia Laura Muñoz; “Trinity Comics”, de Mariano Medina y Jorge Giménez Roca; y “Alguna vez”, de Mirta Haideé Sotomayor Méndez.

El evento contó con muestras de pinturas de Mario Lange y Fernando Molinari, esculturas, teatro, artesanías, cómics, audiovisuales y fotografías.