Disertaron profesionales del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, la Organización Internacional de Migraciones y del Comité Internacional de Rescate. También de la Embajada de Canadá en Argentina. Participaron entidades que adhieren a la política de refugiados de San Luis.

Para mejorar los lazos culturales, el contacto y la recepción de refugiados, el Corredor Humanitario San Luis impulsó las I Jornadas de Intercambio sobre Buenas Prácticas de Integración en las que participaron como disertantes representantes del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR),  la Organización Internacional de Migraciones (OIM) de la Nación, una delegada de la Embajada de Canadá en Argentina e integrantes del Comité Internacional de Rescate (IRC).

El encuentro se realizó este viernes en el 6º piso de la Torre 2 de Terrazas del Portezuelo, hasta donde llegaron diferentes miembros de entidades puntanas que trabajan en la recepción de personas que huyen de la guerra en Siria. Además de funcionarios y personal del Comité de Refugiados San Luis, participó gente de la Universidad de La Punta, la escuela generativa “Corazón Victoria”, familias adherentes y reparticiones del ejecutivo provincial.

Tras la bienvenida puntana, los primeros en disertar fueron los miembros de ACNUR y de la OIM. Hablaron sobre “La situación global de la protección de refugiados y la situación en Siria” y “El apoyo de la comunidad internacional al Programa Siria, Corredor Humanitario San Luis”.

Luego fue el turno de los enviados de la IRC quienes se refirieron a la “Preparación para la recepción de personas sirias: trabajo intercultural e interreligioso”. Más tarde se explayaron sobre “El rol de la comunidad en la integración”.

Casi sobre el final, otro grupo de profesionales habló de la “Identificación de fortalezas para promover la autosuficiencia familiar”, y media hora más tarde explicaron sobre “Estrategias para el empoderamiento económico”.

El cierre estuvo a cargo de los especialistas de ACNUR y de los puntanos del Corredor Humanitario San Luis. “Nos visitaron profesionales con muchísima experiencia, llegaron para darnos algunos secretos y ayudas. No sólo para capacitar a gente del Comité, sino también a otros actores que contribuyen a nuestro trabajo y la recepción de familias refugiadas”, expresó la coordinadora de la entidad sanluiseña que impulsó el encuentro, Liliana Scheines.

“El objetivo fue ver cómo podemos trabajar de la mejor manera con las diferentes culturas y los refugiados, cómo tratarlo, los distintos idiomas y demás aspectos”, explicó.

En cuanto a la llegada de más familias refugiadas provenientes de Siria, Scheines reveló: “Ya fueron aprobadas por el Ministerio de Seguridad de la Nación más de 40 visas de personas que vendrán a la provincia. Y para tener un trato más personalizado haremos dos contingentes. Uno de los grupos, el que más urgencia tiene en salir de su país, llegaría en aproximadamente tres semanas, y el resto en febrero. En esta ocasión, la Organización Internacional de Migraciones serían los que financiarán los pasajes”, remarcó la funcionaria.