Este sábado y domingo, el Complejo “Molino Fénix” abrió sus puertas para toda la comunidad con un abanico de atractivos destinado a grandes y chicos.

El Complejo “Molino Fénix” brindó un abanico de atractivos destinado a grandes y chicos.

El Complejo “Molino Fénix” brindó un abanico de atractivos destinado a grandes y chicos.

Por un lado, la exposición de bonsáis organizada por el cultivador local Mario Troilo, que contó con la compañía de numerosos viveristas llegados no sólo de diversos puntos de la provincia, sino también de Córdoba y Buenos Aires, que trajeron sus árboles en miniatura.

Al evento asistió invitado especialmente el escritor Alejandro Bonardi, que presentó su libro sobre suseiki, costumbre japonesa de admirar piedras a las que la naturaleza ha dado formas curiosas, como las que también se exhibieron en la oportunidad.

Por otra parte, la Asociación de Emprendedores, Artesanos y Afines (ADEA) se sumó a la propuesta con su feria itinerante, mientras que para los más chicos el payaso Pelazo brindó su show, al igual que Antonio Escudero y su compañía Titiricuentos.

Como si fuera poco, los artistas de “Cosmonautas” realizaron sus rutinas, y los amantes de la imagen pudieron apreciar la muestra pictórica de la Escuela de Discapacitados Auditivos Mercedes (EDAM) y la exposición de Amigos de la Fotografía.

Nota: ANSL.

Fotos: Chiche Herrera.