Centenares de familias rurales ya recibieron los diferentes kits para elevar sus índices productivos. Ya se entregaron a los beneficiarios de los departamentos San Martín y Junín; ahora se trabaja en Belgrano y Ayacucho.

Fomento Productivo Rural: el plan que beneficia a pequeños productores de toda la provincia.

La iniciativa del Gobierno de San Luis se extiende por toda la geografía puntana y entrega elementos fundamentales a las familias rurales para que, con el esfuerzo y el compromiso del trabajo en el campo, eleven sus índices productivos y mejoren su calidad de vida, a través del Plan de Fomento Productivo Rural. Es por ello que, desde la cartera ministerial, se distribuyen kits pensados para impulsar las diferentes actividades que se desarrollan en el sector agropecuario de San Luis.

Es así que existen kits de reproductores porcinos, ovinos y caprinos, de ponedoras, de siembra, hortícolas, frutícolas, de huerta, de forraje, de herramientas, de mejoramiento de las instalaciones productivas y habitacionales, entre otros. Cada productor beneficiado fue quien eligió el kits mejor se ajustaba a sus necesidades.

“Trabajamos siempre de la periferia al centro y del lado de los más humildes, por eso las entregas de los kits comenzaron por los departamentos más alejados: Junín y San Martín. En ellos, cerca de 400 familias recibieron los elementos para mejorar sus establecimientos e incrementar su producción”, aseguró el titular de la cartera productiva, Sergio Freixes.

Ahora se trabaja en las localidades y parajes de Belgrano y Ayacucho. En el primero de estos departamentos, 378 pequeños productores accedieron al beneficio; mientras que, en el segundo, el plan contempla a 472 familias rurales.

Una vez entregados todos los kits en estos espacios, las tareas se trasladarán a Chacabuco, Pringles, Pueyrredón y Pedernera, hasta alcanzar a los 1.875 beneficiarios del plan.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.