El padre de un paciente menor de edad -que se encontraba el Servicio de Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica del Hospital San Luis y sufrió muerte cerebral- donó los órganos de su hijo para personas que se encontraban en urgencia nacional y en lista de espera.

La ablación se realizó en el Hospital San Luis y los órganos (hígado, intestinos, corazón y córneas) ya fueron trasladados a Buenos Aires. El paciente ingresó este sábado 14 de octubre con traumatismo de cráneo y, a pesar del esfuerzo realizado por parte de los médicos, sufrió muerte cerebral. Luego de recibir la trágica noticia, el padre accedió a la donación de órganos de su hijo.

Personal del Cucai San Luis y el Servicio de Enfermería Pediátrica procedieron a realizar el mantenimiento de los órganos.

Posteriormente, arribaron dos aviones a la provincia. Uno, con integrantes de la Fundación Favaloro, quienes realizaron la ablación en bloque de hígado e intestinos, ambos serán destinados para una paciente de sexo femenino de 41 años, oriunda de Buenos Aires.

El segundo avión trajo a un equipo de trasplante del Hospital Italiano, de Buenos aires. Los profesionales ablacionaron el corazón, que luego será trasplantado en una mujer de 55 años que se encontraba en urgencia nacional.

Los riñones del donante fueron enviados a Buenos Aires, vía aérea, donde se realiza la distribución por parte del personal de Cucai San Luis y serán destinados a pacientes pediátricos que se encuentran en lista de espera. Por último, las córneas se evalúan en el Banco de Córneas de Santa Lucía, de la ciudad de Buenos Aires, para posteriormente ser distribuidas e implantadas.

Gracias a la gran voluntad del padre que decidió donar los órganos se logrará salvar y mejorar la calidad de vida de 6 personas.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Salud.