La Escuela Provincial de Equinoterapia “Terrazas del Portezuelo” busca además impactar positivamente en la familia y en la comunidad al ofrecer un tipo de terapia al aire libre y en contacto directo con los caballos, produciendo una interacción muy enriquecedora para todos.

 

La Escuela Provincial de Equinoterapia funciona, de lunes a  viernes, en el Centro de Actividades Hípicas de Terrazas del Portezuelo, mañana y tarde. Además, los sábados tiene lugar el taller de La Banda de Equinos. Según expresó a ANSL, la directora del establecimiento, Candelaria Molina: “Este año tuvimos muchísimas solicitudes para ingresar y actualmente tenemos 70 alumnos. Tiene una amplia gama de beneficios tanto físicos, psíquicos y sociales, es un abanico grande el que se brinda y además es totalmente gratuito”.

Molina destacó que al llegar por primera vez, se les da una introducción a los chicos de lo que realizarán en la escuela: “Por lo general ese mismo día ya quieren montar”, señaló.

“Estamos muy orgullosos y muy contentos por los avances que tiene nuestro hijo, dado que ayuda mucho a su problema psicomotriz. Cuando venimos en camino hacia aquí, él demuestra una gran alegría: sabe que viene a equinoterapia porque ve la zanahoria y el cuadernito, le gusta y disfruta mucho”, indicó uno de los papás que trae a su hijo y concurre con frecuencia.

Un equipo interdisciplinario acompaña en cada una de las tres fases: inicial, en pista y final desde una presencia flexible y física, en lo emocional, educativo y en todas las actividades psicopedagógicas, buscando una mirada integral.

“Buscamos atender un factor primordial que es la familia, para que compartan con sus hijos una experiencia única. Desde el juego y el baile, nosotros utilizamos la música y la expresión como un medio de conexión con el otro, potenciando todas las habilidades cognitivas, así que realmente es una actividad hermosa que invitamos a todos a que nos visiten”, concluyó Candelaria Molina.