El operativo estuvo a cargo de la Policía de la Provincia, que avisó a la cartera medioambiental. El animal ya se encuentra en el Centro de Conservación de Vida Silvestre. También decomisaron más de 20 aves canoras en Quines y Candelaria.

La Brigada Rural decomisó un ñandú en un domicilio de Luján. El animal era víctima de mascotismo ilegal y fue entregado al Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción, que lo trasladó al Centro de Conservación de Vida Silvestre (CCVS) ubicado en La Florida.

“Estos animales habitan las zonas de pastizales abiertos en el monte y en muchos sitios de la provincia lamentablemente desaparecieron por causa de los cazadores furtivos. Otro problema es el robo de los huevos: el macho es quien los cuida y cuando desaparece aunque sea uno, el animal abandona por completo el nido, por lo que los demás huevos quedan indefensos”, aseguró la técnica de Biodiversidad, Florencia Tessaro.

Asimismo, informó que el animal ya se encuentra en cuarentena, y recibe todos los cuidados necesarios por parte de los biólogos y veterinarios de la cartera ministerial.

A la par del operativo en Luján, la Brigada Rural realizó controles en Quines y Candelaria. En estas localidades se decomisaron más de 20 aves canoras (entre las que se destaca un cardenal amarillo) que en la tarde de este viernes ingresarán al CCVS.

Una responsabilidad social que requiere la ayuda de todos

Si sabemos de alguien que posee animales silvestres en cautiverio o trafica con ellos, el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción recepciona denuncias anónimas al (0266) 4452000 interno 3372.

 

Nota: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.

Foto: Gentileza Unidad Regional V.