Del desayuno, realizado en Terrazas del Portezuelo, participaron 65 alumnos de distintas carreras, como hotelería y turismo, abogacía, contaduría, medicina, periodismo, psicología, entre otras.

Spinuzza, acompañada de la secretaria de la Juventud, Eugenia Catalfamo, diálogo con cada uno de los becarios, escuchó sus experiencias del día a día como estudiantes, sus preocupaciones en cuanto a inserción laboral y también sus sugerencias para la continuidad de la beca y cómo adaptarla a las nuevas formas de estudio y a las necesidades de los que la perciben.

El encuentro marcó una nueva etapa de diálogo entre la comunidad estudiantil universitaria y el Ministerio de Educación: “Es importante escuchar hoy a los futuros colegas, formadores y referentes sociales. Muchas veces, continuar con los estudios es difícil porque parte de crecer o pasar a la adultez, es alcanzar la independencia económica y, entre las cursadas, finales, trabajos prácticos, etc., la beca es realmente un alivio. Queremos que los estudiantes sepan que estamos para acompañarlos. También es emocionante escuchar historias, como la de Gladys, que a los 56 años terminó el secundario y hoy es becaria, estudia periodismo y es un ejemplo de perseverancia”, expresó Spinuzza.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Educación.