El doctor en Química, Miguel Mallea, explicó que el equipamiento de la UNLC, además de ser aplicado a la docencia y la investigación académica, estará a disposición del sector público y privado de San Luis.

Mallea explicó que el equipamiento de la UNLC estará a disposición del sector público y privado de San Luis.

Mallea explicó que el equipamiento de la UNLC estará a disposición del sector público y privado de San Luis.

A través de un pedido de la rectora, Agustina Rodríguez Saá, la Universidad Nacional de los Comechingones (UNLC) arma un laboratorio de servicios ambientales con “equipamiento de excelencia”. Esto aportará soluciones a distintos requerimientos de la comunidad provincial.

“La universidad va a contar con un laboratorio para docencia, investigación y servicios. Será moderno y con muy buen equipamiento para cumplir con esas funciones”, anticipó el profesor Miguel Ángel Mallea, encargado de armar ese espacio.

Mallea explicó que este tipo de laboratorios habitualmente están organizados por “distintas áreas del conocimiento”. Por eso, rescató que la idea de la UNLC “es que haya un laboratorio de servicio que tenga profesionales de diferentes disciplinas para atender los distintos problemas que lleguen”.

“Le damos un interés especial a la actividad de servicios, dado que las universidades en general no atienden con el tiempo necesario este tema. Es una tarea muy importante porque todos los sectores productivos y económicos de la región necesitan siempre servicios o análisis de agua o de suelo”, argumentó el doctor en química.

El especialista aclaró que los inconvenientes que en el futuro serán planteados por la comunidad pueden ser “ambientales en forma prioritaria, pero también algún problema que no tenga que ver con contaminación y esté enfocado hacia el desarrollo de un nuevo proceso, con la elaboración de nuevos productos”.

En este sentido explicó que “si un industrial tiene un proceso nuevo a desarrollar o a corregir, a través de la investigación aplicada que se da en la Universidad podrá resolverlo, siempre atendiendo a las necesidades de la comunidad”.

Al laboratorio de la UNLC podrá acceder tanto el sector público como el privado. El productor agropecuario o industrial, por ejemplo, le podrá solicitar una tarea específica a la institución que será destinada al área correspondiente.

El encargado del laboratorio anticipó que habrá “equipamiento de excelencia”, porque ese espacio está previsto para resolver “problemas complejos”. “La idea es armarlo con el último y mejor equipamiento”, subrayó.

 

Nota y foto: Prensa Universidad Nacional de los Comechingones.