El beneficiario fue Miguel Antonio Chirino y el panel le aportará energía a partir de fuentes renovables.

De la periferia al centro y siempre con los más humildes. Las banderas primordiales del Gobierno de San Luis llegaron hasta El Salado, un pequeño paraje ubicado en el departamento San Martín.

Esta vez se trata de Miguel Antonio Chirino, quien recibió una pantalla solar y, a partir de fuentes energéticas renovables, podrá iluminar su hogar. Dedicado a la cría de gallinas y poseedor de algunas vacas, “Don Chirino” se mostró muy agradecido por el beneficio al cual pudo acceder.

“Los paneles fotovoltaicos que entregamos se inscriben al interior de ‘Mi Energía Rural’, un plan que busca iluminar las denominadas ‘zonas oscuras’ de San Luis, aquellas donde no llega el tendido eléctrico convencional por tratarse de espacios rurales. Es por ello que el espíritu de estas acciones es mejorar la calidad de vida de los pequeños pobladores rurales de toda la provincia”, aseguraron desde la cartera medioambiental.

La selección de los beneficiarios responde, además de la imposibilidad del acceso a la electricidad por fuentes convencionales, a criterios sociales. Es por ello que el equipo del Ministerio realiza relevamientos permanentes por toda la provincia y, en contacto con los municipios, se establecen las prioridades.

Este arduo trabajo del Ejecutivo puntano se grafica en las más de 3.500 pantallas solares instaladas en todo el territorio provincial, una política que seguirá llegando a más y más pobladores: “Estamos en pleno proceso de licitación para la compra de 92 nuevos paneles. Creemos que a fines de octubre o principios de noviembre comenzaremos con las entregas y beneficiaremos a más familias rurales”, concluyeron.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.