La ministra Spinuzza se reunió con los vecinos. Harán un relevamiento para conocer en detalle la demanda de vacantes.

Nueva escuela. La ministra Spinuzza se reunió en la Escuela Da Vinci con un grupo de vecinos para dar la noticia.

Los chicos del barrio 2.390 Viviendas tendrán una nueva escuela el próximo año para cursar el nivel primario. La ministra de Educación, Natalia Spinuzza, anunció el jueves la construcción. Precisó que será de gestión pública y que la cantidad de aulas dependerá de un relevamiento.

La funcionaria visitó la Escuela Pública Autogestionada Nº 8 “Leonardo Da Vinci” para dialogar con los vecinos y papás. Luego mantuvo otro encuentro en un espacio verde de la barriada para darles la noticia a los vecinos.

“Es importante que en el barrio estén todas las instituciones que ayuden al desarrollo integral de los alumnos. La escuela es el segundo hogar de los chicos. Este es un sueño de los vecinos y el Gobierno provincial lo va a cumplir”, afirmó Spinuzza quien dijo que esta semana comenzarán a encuestar para dimensionar las necesidades del edificio. Además, indicó que habrá nuevas reuniones con los papás y los chicos para consensuar distintos aspectos del establecimiento. “La idea es que esté cerca del lugar donde viven los chicos para mayor tranquilidad y seguridad, y porque ayuda al sentido de pertenecia”, agregó.

Durante la charla se explicó que hay tres puntos posibles para establecer la edificación y que se definirá en los encuentros.

Spinuzza dialogó con los vecinos en uno de los posibles espacios donde se establecerá la escuela.

Una obra celebrada por los vecinos

Marcela Rodríguez contó que con su hijo Agustín (9) y su bebé de 10 meses, cada mañana, toman un remis para que el niño acuda a la Escuela “Dr. Luis Roberto Barroso”, que está a unas 30 cuadras de su hogar. “Esto implica un gran gasto. Ahora tengo auto, pero igual es un gasto. Y tengo una hija que el año que viene pasa al secundario, así que con esta escuela los dos van a estar cerca”, comentó.

Mariana Gómez coincidió en que el transporte genera un inconveniente. “Tengo dos hijos, Rocío, que va a segundo, y Pablo, que el año que viene empieza primer grado. Les estoy pagando un taxi para que los lleve al colegio que está en el centro. Son más de 30 cuadras. Estamos muy entusiasmados con la futura escuela porque escucharon nuestro pedido. En el barrio juntamos firmas entre los vecinos”, comentó.

Sergio Pérez indicó que su hija Guadalupe (7) asiste a la Escuela “Mariano Moreno”, que está a unos tres kilómetros de su casa. “La llevo en moto y es un peligro, siempre andamos jugados de tiempos. Esto es muy importante”, consideró.

Nota y fotos: Darío Calderón- Prensa Ministerio de Educación.