Periódicamente los inspectores de Defensa Del Consumidor visitan diferentes tipos de comercios realizando los controles correspondientes.

Defensa del Consumidor controla los precios de la canasta familiar.

Los inspectores toman veinte productos al azar y se controla que el precio publicado en góndola sea el mismo que se cobra en caja.

El jueves, en el supermercado Vea de calle San Martín Nº1199, pudieron registrarse dos errores en los precios de exhibición y venta, siendo motivo de un acta de infracción para el comercio y de una posible sanción.

Estos controles se seguirán haciendo habitualmente en los supermercados de toda la Provincia.

 

Nota y foto:Prensa Ministerio de Desarrollo Social.