El siempre vigente payaso cordobés también tiene su rincón en el predio de Villa Mercedes, con juegos destinados a los más chiquitos.

Acompañados por sus mamás y papás, los nenes más pequeños cuentan con un nuevo disfrute en el Parque, se trata de “La placita de Piñón”, un sector donde pueden escalar, pintar y hasta hacer música. Además, los anfitriones destinados a ese punto también ofician como cuidadores: “Es muy entretenido recibir a los niños y ver cómo se sorprenden y entregan con total alegría con cada uno de las diversiones, diseñadas especialmente para que puedan jugar con absoluta seguridad”, precisó uno de los responsables.

El flamante paseo está ubicado debajo de las tribunas del Estadio Único, donde funcionará una de las escuelas generativas.