Adolfo Rodríguez Saá disertó en la Casa del Poeta Agüero y elogió la labor de la casa de estudios ubicada en Merlo. También, criticó a la gestión anterior por el manejo de la salud pública.

“La Universidad Nacional de los Comechingones es un sueño espectacular”, señaló el senador nacional Adolfo Rodríguez Saá.

“La Universidad Nacional de los Comechingones es un sueño espectacular”, señaló el senador nacional Adolfo Rodríguez Saá.

“Sé del esfuerzo que hacen todos los que trabajan en la Universidad Nacional de los Comechingones (UNLC). Es un sueño espectacular para la región, de una trascendencia enorme. De aquí saldrán ingenieros, arquitectos y músicos,  algo fantástico. El mundo académico elevará el nivel de vida de la región. El mundo de la cultura, los jóvenes llenaran las calles de Merlo de bullicio si sabemos esperarlos con el corazón abierto. Unido a la potencialidad que tiene Merlo, con su atractivo, será fantástico”, expresó Adolfo Rodríguez Saá tras la disertación que ofreció esta mañana en la Casa del Poeta, en Merlo.

El legislador llegó a la villa turística poco después de las 11:00 y fue recibido por el secretario general del gremio APUNSL,  Alberto Geraiges, y la rectora de la UNLC, Agustina Rodríguez Saá. Un auditorio repleto lo estaba esperando y lo recibió con aplausos, y una ruidosa batucada le puso ritmo a su arribo.

Tras la presentación que hizo Geraiges, Adolfo inició su disertación con un repaso de los orígenes de la localidad, cuando Julio Falco buscaba inversores y se reunía con funcionarios provinciales en busca de más servicios y políticas públicas para Merlo. “Yo lo admiraba muchísimo porque él, siempre con una sonrisa, estaba hablando con empresarios o gente del Gobierno para atraer inversiones o mejoras a su villa turística. Falco fue un pionero de Merlo. Después hicimos las calles, rutas y autopistas. Llegaron hoteles, restaurantes y fábricas. Y hoy, contamos con la Universidad Nacional de los Comechingones. Un sueño hecho realidad”, enfatizó

“Conozco el sacrificio de la comunidad de Merlo, de los que están impulsando a la universidad  con carreras como Ingeniería en Recursos Hídricos. ¿Y por qué? Porque en el centro del país los recursos hídricos sobran, pero a nosotros nos faltan, y tenemos que estudiar para extraer y aprovechar el agua que nos falta. Es otra visión, otro el criterio. Entonces, tenemos que formar a nuestros ingenieros. Pero también vendrán estudiantes de La Rioja, Catamarca, Santiago del Estero y del sur de Mendoza para estudiar esta ingeniería. También hay carreras de Energías Renovables, de Artes Visuales y Música. Esto es un punto especial, es cultura. Este sueño tiene que estar lleno de música y de jóvenes. Ustedes no se imaginan el alivio que significará para un padre cuando su hijo le diga que vendrá a estudiar a Merlo. Respirará tranquilo porque no se irá a Córdoba o Buenos Aires”.

Durante su mensaje, Adolfo hizo hincapié a la labor conjunta que están emprendiendo las universidades nacionales que ostenta la provincia. “Las tres universidades nacionales tienen que tener un trabajo común por el bien de San Luis. El apoyo del Gobierno de la Provincia, de las comunas, de las ONG con su participación, más los jóvenes, son fundamentales para crecer. Hay que trabajar unidos”, sostuvo.

Cuando conversaba con los periodistas una mujer mayor se acercó a saludar a Adolfo y le contó que es alumna de la Universidad Nacional de los Comechingones. “Nunca es tarde para estudiar. Mi padre se recibió siendo una persona mayor y su vida cambió cuando se convirtió en profesional. Felicito a aquellas personas que, siendo adultas, se inscriben en alguna carrera y estudian. No importa cuantos años tienen. Para estudiar no hay edades. Es la alegría de estudiar, la alegría espiritual que se siente. La gente que se recibe en edad adulta les da un ejemplo a sus hijos y nietos”, remarcó.

 

El trabajo en salud

En diálogo con la prensa, Adolfo contó qué medias ha tomado el Estado provincial para mejorar los servicios de salud, pero también criticó con dureza la gestión del gobierno anterior en materia de sanidad.

“Tenemos tres etapas en el tema salud de Merlo. Primero escuchamos una manifestación de vecinos. El gobernador los escuchó y tomó los reclamos. Sé que el hospital ya se está finalizando y en diciembre se inaugurará. Se nombraron médicos y se reordenó el hospital. Ayer, la ministra estuvo en Villa Mercedes dando explicaciones sobre los progresos que se lograron y contó en lo que se está trabajando. En Villa Mercedes hay problemas, y el principal es que durante la gestión anterior se privatizó el hospital que había construido DOSEP y un grupo de médicos privados es el que lo atiende. Y a los servicios de neonatología y terapia intensiva pediátrica los suprimieron  porque no es negocio. Entonces, el Estado ahora está recuperando todos esos servicios”, aclaró.

“Yo no sé a qué Poggi creerle. Al que decía que yo era un gran amigo que le había enseñado todo. El que hablaba bien del Alberto, que elogiaba nuestra escuela de administración o el de ahora que critica todo eso. Uno de los dos Poggi es trucho. Y Macri, que decía que éramos una provincia modelo y que teníamos una excelente administración y ahora viene por San Luis a instalar su modelo. Alguno miente.  A mí me parece que hay otro tipo de intereses. Nosotros vamos a trabajar para que, por ejemplo, la Nación nos pague la millonaria deuda que tiene con la Provincia. Porque con un cuarto del dinero que Macri le pagó a los fondos buitres hubiese cumplido con San Luis y no lo hizo”, sostuvo.