En apoyo al Acuerdo de París, los jóvenes de San Luis iluminaron con luces verdes las Lagunas de Guanacache durante el campamento que comparten con la Secretaría de la Juventud y el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.

Los chicos se comprometieron con el cuidado del medio ambiente.

Los chicos se comprometieron con el cuidado del medio ambiente.

Luego de la cena, los más de 200 estudiantes que acampan en la Isla de Desaguadero regresaron a las Lagunas de Guanacache. Allí el ministro de Medio Ambiente, Campo y Producción, Cristian Moleker, les explicó el porqué de las luces verdes que durante la primera semana de junio iluminaron el Hito del Bicentenario en San Luis y los edificios más importantes del mundo. Esto, originado por la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París.

Por un momento, la oscuridad de las lagunas fue penetrada por cientos de luces que tiñeron de verde el agua de Guanacache. Cabe destacar, que los chicos son acompañados por una ambulancia del Ministerio de Salud en cada actividad que realizan.

Cerca de la medianoche, los chicos volvieron a la Isla, donde el equipo de la Secretaría de la Juventud ya había encendido el fuego para compartir el tradicional fogón. Tras saludar a Candela Nasso (alumna de la Escuela “Puertas del Sol”) por su cumpleaños, tocaron la guitarra, cantaron los hits del momento y pasaron un agradable momento, luego de un día en el que pusieron su granito de arena para proteger el medio ambiente con la plantación de 2.000 árboles en la zona.

“Es súper emocionante para los chicos y también para nosotros. Este primer día lo terminamos con un fogón, en el que todos comparten buenos deseos”, explicó la secretaria de la Juventud, Eugenia Catalfamo.

Además, indicó que no será el único campamento, ya que “pensamos realizar otro en la Cuenca del Morro y seguir aportando nuestro granito de arena como jóvenes. Hoy (por el miércoles) plantamos 2.000 árboles y mañana lo haremos con otros 2.000”.

Nota: Andrés Acosta.

Fotos: Malvina Urquiza.

Video: Martín Micali.

Edición: Angie Dresti.