Durante la ceremonia, el circuito fue denominado “Carlos José Bassi”, en homenaje al ex piloto de rally y funcionario provincial. Del acto participó el presidente de la ACTC, Hugo Mazzacane, y el piloto Norberto Fontana.

Alberto inauguró las luces del Autódromo Internacional de "La Pedrera".

Alberto inauguró las luces del Autódromo Internacional de “La Pedrera”.

El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, dejó inaugurada anoche la iluminación del circuito internacional de “La Pedrera”. La ceremonia sirvió además para denominar al circuito villamercedino como “Carlos José Bassi”, en homenaje al ex piloto de rally y funcionario provincial. De la ceremonia participaron el presidente de la ACTC, Hugo Mazzacane, y el piloto bonaerense Norberto Fontana.

El acto comenzó poco después de las 20:00 con un video que proyectó los orígenes del Parque “La Pedrera” y cómo avanzó hasta hoy, tras 13 meses de trabajo. Luego llegó la parte más emotiva, cuando Alberto dio a conocer el nombre del circuito y un video mostró imágenes de “Peluca” Bassi junto a su familia, amigos y siempre con el automovilismo cerca.

“Esto era un basural, que de alguna manera dividía al Barrio La Ribera, al río Quinto y a la ciudad de Villa Mercedes. Toda tierra de la Provincia y alguna parte también del municipio. Soñamos con algo grande y, en un año y un mes, ahora estamos para inaugurar el Autódromo ‘José Carlos Bassi’, un recuerdo a una extraordinaria persona, él nos está iluminando a nosotros y nosotros vamos iluminar el Autódromo. Hoy le vamos a prender la luz al basural. Así se gobierna. Donde hay un basural hay que hacer una obra y prender la luz. De la periferia al centro. Uniendo los pueblos”, expresó Rodríguez Saá.

Más tarde, Rodríguez Saá invitó a la gente a acompañarlo hasta el circuito. El mandatario subió al Pace Car rojo de la ACTC, que manejó Daniel Bassi. En la butaca derecha viajó Alberto y atrás el ministro Felipe Tomasevich. Los acompañaron un auto de TC que aceleraba a pura potencia y 26 coches antiguos, que se ubicaron en la largada como buscando lo más alto del podio.

Rodríguez Saá, Mazzacane y Bassi hijo, junto al público, hicieron la cuenta regresiva de 10 a 0 y las luces se encendieron por completo. “La Pedrera” se iluminó y las sonrisas dominaron la escena. Los fuegos artificiales se sumaron a la gran noche. Hubo emoción y alegría en chicos y grandes. La pista villamercedina brilla sin parar y, al volver de la vuelta por la pista, decenas de personas saludaron al gobernador y a “Fontanita”. Ambos se sacaron cientos de fotos con la gente a la que no le importó el frío. La fiesta “tuerca” quedó iluminada y mañana sigue a pura potencia.