Con actividades didácticas que pusieron a prueba la creatividad y el trabajo en equipo de los chicos, la Universidad de La Punta ofreció una jornada de robótica en la escuela ubicada en el Barrio ATE I de la ciudad de San Luis.

Sumo de robots fue una de las actividades de la que participaron los más chiquitos.

“Sumo de robots” fue una de las actividades de la que participaron los más chiquitos.

Desde que el Gobierno de San Luis apostó a incluir nuevas herramientas de aprendizaje en la educación, las aulas puntanas se transforman por intermedio de actividades didácticas como la robótica. En este sentido, la Universidad de La Punta (ULP) realizó una jornada tecnológica destinada a los alumnos de 1º a 6º grado de la Escuela Nº 70 “Provincia de San Luis”, ubicada en el Barrio ATE I de la capital puntana.

“Esta propuesta es muy positiva porque nos permite llegar durante todo un día a los alumnos de una misma escuela”, manifestó el jefe del Programa Robótica, Pablo Miranda, y añadió: “Los vimos muy entusiasmados con las diferentes tareas. La idea es recorrer la mayor cantidad de establecimientos educativos de la provincia”.

Las actividades organizadas por la ULP pusieron a prueba la creatividad y el trabajo en equipo de los chicos, y variaron en complejidad de acuerdo a sus edades. Los más chiquitos, por ejemplo, construyeron la escenografía y personajes de un cuento con las piezas de los kits, mientras que los mayores dieron sus primeros pasos en programación.

Las actividades organizadas por la ULP variaron en complejidad de acuerdo a la edad de los chicos.

Las actividades organizadas por la ULP variaron en complejidad de acuerdo a la edad de los chicos.

Por su parte, la vicedirectora de la escuela, Margarita Sosa, expresó: “Esta innovadora iniciativa les brinda la posibilidad de experimentar con la robótica. Les permite estar más motivados y descubrir cosas nuevas”.

Sobre su experiencia, Ámbar Fernández (6) comentó entusiasmada: “No sabía que con la robótica podía armar tantas cosas. Entre todos construimos árboles, animales y también una casa”. Asimismo, Uriel Olguín (11) manifestó: “Conocí la robótica cuando iba a la colonia de vacaciones. Por eso, cuando vinieron de la ULP a enseñarnos a programar me puse muy contento. Me encantó trabajar en la compu y hacer que mi robot se mueva”.

Nota y fotos: Prensa Universidad de La Punta.