La historia de quienes tras estudiar en la UPrO hace tres meses inauguraron “Hair Stylist”, una peluquería ubicada en 3 de Febrero y Las Heras de Villa Mercedes.

a

Ivana y Mariana, dos egresadas de la UPrO que iniciaron su propio emprendimiento.

La Universidad Provincial de Oficios sigue preparando alumnos para el mundo del trabajo. El año pasado los primeros egresados se recibieron y algunos ya comenzaron a incursionar en distintos microemprendimientos.

Ivana Clarisa Urquiza, nacida en Villa Mercedes el 21 de junio de 1987, cursó sus estudios secundarios en la EPET 18. Vivió con sus padres toda su vida en el barrio Belgrano. “De chiquita se me despertó el amor por la peluquería. Cuando tenía 6 años ya agarraba las muñecas y les cortaba el pelo, jugaba a que estaban en la peluquería y pensaba que yo era la dueña del negocio”

La más grande de cuatro hermanos terminó de estudiar el secundario en el Plan 20-30. “Me recibí cuando tenía 25 años, por cosas de la vida había dejado de estudiar, me junté y empecé a trabajar”.

Ivana había estudiado peluquería en una academia, “alcancé el nivel que tenía que alcanzar y después surgió lo de la UPrO que permitió perfeccionarme. Estudié dos años y me recibí de peluquera. Tuvimos grandes profesores, nos enseñaron muchas cosas y además son grandes personas. Estuve en la primera entrega de diplomas y me pareció algo espectacular”.

a

“Nos animamos y estamos aplicando todo lo aprendido en nuestra peluquería”, dijeron Ivana y Mariana.

“Con mi compañera trabajábamos a domicilio y teníamos mucha clientela. Entonces se me ocurrió la posibilidad de hacerlo en un local. Empecé a buscar, hasta que conseguí y la llamé a Mariana que es con quien salíamos afuera. En principio no me llevó el apunte y a la noche le dije que había alquilado el local y que al otro día teníamos que empezar a armar nuestra propia peluquería. Tuvimos los miedos lógicos de empezar, no sabíamos cómo íbamos a hacer pero nos animamos”, señaló.

Con respecto a la enseñanza que recibió en la UPrO comentó: “Me sirvió muchísimo todo lo enseñado, desde la forma de hablar y presentarnos con el cliente hasta cómo abordar a la persona que llega. Todo lo estamos aplicando en nuestra peluquería”.

El establecimiento funciona hace tres meses. Mariana concluyó: “Hay muchas cosas que nos enseñaron que no teníamos idea y no hubiéramos podido llevar adelante nuestro negocio”.

Mariana Raquel Pelayes se casó muy joven y se recibió en la EPET 18, por diversos motivos fue postergando sus ganas de empezar una carrera y pasaron 15 años para que decidiera comenzar de nuevo a estudiar. “Entramos con la perspectiva de ser peluqueras, pero después nos enseñaron otras cosas, como el marketing y el emprendedurismo que nos sirven para muchas cosas de la vida. Eso me entusiasmó, me ayudaron mis propios hijos a volver a agarrar los libros”.

a

“Sin el conocimiento adquirido que la UPro nos dio en otras áreas, no lo hubiéramos logrado”. afirmaron las flamantes emprendedoras.

Docente del Instituto de Formación Docente Continua y madre de tres hijos explicó: “A todo esto lo hice con mucho sacrificio porque a la mañana trabajaba en el IFDC y de ahí me iba a la UPrO a estudiar y después, por supuesto, soy madre y padre al mismo tiempo. Con Ivana siempre soñamos con tener nuestro propio local, empezamos con lo justo y necesario, ahorrando para comprar lo básico y poder empezar. Siempre quise hacer esto pero tuve que ir postergando mi sueño. Mi familia siempre me apoyó y este fue el momento en que decidí hacerlo. Tenemos muchas expectativas, empezamos en enero, nos están conociendo y estamos repuntando. Siempre quise hacer esto”, aseguró.

Con respecto a su paso por la institución, comentó: “Cuando me estaba por recibir tuve un accidente, 15 días antes del examen final, por lo tanto no pude rendirlo. Sin embargo, las autoridades fueron flexibles, entendieron el problema que había tenido y armaron una mesa especial sólo para mí para que me pudieran tomar el examen y recibirme de Estilista. La UPrO te da la posibilidad de no pagar para estudiar, además es flexible con los horarios. Aproveché eso, me costó mucho pero lo pude lograr. El material de estudio fue excelente y lo puedo aplicar en distintos aspectos. Nos abrieron mucho la mente, no sólo para ser peluqueras, sino para hacer publicidad, para organizarnos, para hacernos conocer y usar otras herramientas que hoy no pueden faltar: nos abrieron más el camino”.

Mariana, de 43 años, finalizó diciendo que “mis hijos y mis padres hicieron posible todo esto y el resto que te conoce sabe del esfuerzo, que a uno le cuesta. A los chicos que están estudiando les digo que apliquen lo que les están enseñando. Que valoren su conocimiento que todo cuesta y se empieza de abajo, la mayoría empieza así, con mucho sacrificio, porque después al final se termina llegando”.

 

Nota y fotos: Diego Odorico – Prensa Universidad Provincial de Oficios.