Fue durante la disertación que brindó ante la Juventud Peronista e importantes dirigentes del Partido Justicialista en la sede de San Luis, junto al ex ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada. También, hizo un llamado a la unidad para vencer al modelo neoliberal de la Nación, pidió por paritarias nacionales y se pronunció acerca de los presos políticos.

Alberto Rodríguez Saá pidió defender a los trabajadores y recuperar los derechos para los más humildes.

Alberto Rodríguez Saá pidió defender a los trabajadores y recuperar los derechos para los más humildes.

Este sábado, durante el plenario “Aportes para la reconquista del gobierno nacional y popular”, organizado por la corriente peronista “Descamisados San Luis” y otras agrupaciones justicialistas, el primer mandatario puntano disertó junto al ex ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, entre otros destacados dirigentes.

“Hemos visto que la calle habla. Los carteles en la calle dicen: ‘no a la desocupación’, ‘no a una Argentina con presos políticos’, ‘sí al trabajo’, ‘sí a las paritarias nacionales’”, dijo Alberto frente a cientos de militantes sanluiseños y de otras provincias.

Atento a eso, la disertación del gobernador tuvo ejes muy marcados: deuda externa, presos políticos, desocupación, salarios justos, viviendas dignas, y educación pública y gratuita.

En ese sentido, luego de puntualizar la situación de Milagro Sala, Alberto se refirió y repudió la situación de los jóvenes jujeños que fueron detenidos “mientras compartían un asado en la Universidad Nacional de Jujuy”.

También, mostró preocupación por la deuda externa generada por el Gobierno de Macri: “Perón dejó el país con un crédito a favor de U$S 3 mil millones, y cuando volvió en 1973 dijo que le preocupaba los U$S 5 mil millones de deuda externa”, explicó a modo de introducción.

“Isabel Martínez la elevó a U$S 7 mil millones, la dictadura a 47 mil millones y Alfonsín a 67 mil millones, todo en poco más de 30 años (1955 a 1987); Macri, en un año y medio generó más de U$S 70 mil millones de deuda”, explicó Alberto, y preguntó por los destinos de la misma, porque “no vemos una alcantarilla, una escuela o una cuadra de asfalto”. “Por eso decimos ‘no a la deuda externa’”, exclamó.

En referencia al medio millón de puestos de trabajo perdidos desde la asunción de Macri, Alberto dijo que “en San Luis, si una fábrica cierra se la vamos a dar a los trabajadores, gracias a una ley que votamos en 2007”. “Beneficiamos a las fábricas para que generen trabajo y produzcan; si ellos no quieren eso, nosotros sí”, insistió.

En esa sintonía, el gobernador de San Luis pidió hacer un programa “que salga de los pedidos de la calle, para que todos sepan lo que queremos y funcione como una columna vertebral”.

Para concluir, Rodríguez Saá calificó como “inédito” que el presidente haya “puesto a la clase dominante a cargo de sus propios intereses: a los del petróleo a cargo del petróleo, y así con el agua y las aerolíneas”. “Queremos una economía social, justicialista, para los que menos tienen, con independencia y soberanía política”, finalizó.

Nota: Andrés Acosta.

Fotos: Marcelo Lacerda.

Video: Angie Dresti y Juan Moyano.

Edición: Angie Dresti.