En la madrugada del lunes 13 de marzo, tres familias sirias, provenientes de Alepo, aterrizaron en tierra puntana para volver a vivir.

Alberto recibió a los 12 refugiados en el aeropuerto de San Luis.

Alberto recibió a los doce refugiados en el aeropuerto de San Luis.

Luego de 36 horas de vuelo, desde el lugar de origen, arrasado por las bombas y la tristeza, era el momento de encontrarse nuevamente con el futuro, cara a cara.

Allí estaban María (34 años) y George (45), con sus tres hijos: Fadi (7), Mikl (10) y Jouni (16).

El futuro también les hizo un guiño a Maya (32) y a Joseph (36), quienes llegaron con Housip (8) y Abelardo, de seis meses de edad, abrazado fuertemente por su padre.

Y junto a ellos la tercera familia, conformada por Georgina (33) y Antoine (37), acompañados de Joudy (10).

Un total de doce nuevos habitantes para la provincia de San Luis, que como “Estado Llamante” se suma a un corredor humanitario, dispuesto a hacerse uno con la solidaridad. Doce nuevos vecinos, compañeros de trabajo, estudiantes, amigos y lo que decida ser cada uno de ellos con su nueva vida. Doce nuevos que se suman a Majb y Lana, los pioneros, los primeros en llegar que estuvieron esperando a sus compatriotas para fundirse en un abrazo y sentir que el mañana ahora es más posible que nunca.