La premiación de los mejores jinetes y la música de reconocidos artistas locales y nacionales le pusieron el broche de oro a las 11ª edición del festival que se despidió hasta el próximo año.