La Escuela de Producción Agroindustrial, dependiente de la cartera ambiental, cierra el año con importantes mejoras en su predio. Con la puesta en valor de la malla se resguardan seis hectáreas de producción hortícola y frutícola.

Con la puesta en valor de la malla, se resguardan seis hectáreas de producción hortícola y frutícola.

Con la puesta en valor de la malla, se resguardan seis hectáreas de producción hortícola y frutícola.

El verano puntano trae consigo una intensa temporada de lluvias que, en muchas ocasiones, también implica una consecuente caída de granizo. Con el objetivo de resguardar la producción hortícola y frutícola de “Sol Puntano”, el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción finalizó con la colocación de la malla antigranizo en la Escuela de Producción Agroindustrial.

“Con esta malla lograremos que las producciones sean viables ya que el año pasado, y como consecuencia de la caída de granizo, se perdió casi toda la cosecha de almendras y gran parte de la vid que poseíamos en el predio”, informó el jefe del Subprograma Sol Puntano, Miguel Lombardi.

Las tareas habían comenzado a mediados de noviembre con trabajos sobre los  postes y el alambrado existente. Una vez finalizada la etapa de mejora y fortalecimiento de la estructura, se pasó a la colocación de la malla propiamente dicha.

Las acciones desarrolladas protegerán cerca de seis hectáreas del predio las cuales incluyen dos espacios destinados a la producción hortícola, uno donde crecen duraznos y otro donde se producen uvas de mesa.

Nota y foto: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.