El llamado fue realizado por monseñor Pedro Daniel Martínez en vísperas de Navidad.

El llamado fue realizado por monseñor Pedro Daniel Martínez en vísperas de Navidad.

El llamado fue realizado por monseñor Pedro Daniel Martínez en vísperas de Navidad.

En adhesión a la iniciativa del Gobierno provincial de crear un corredor humanitario y un comité de refugiados, Martínez invitó a los fieles a tomar parte en esta obra de misericordia: “Rezar para que Dios les dé consuelo y paz, recibirlos, disponer de un día a la semana para visitarlos o llevar algún niño a jugar; acercar alimentos, ropas u ofrecer un lugar de trabajo; hasta adoptar un niño cristiano. Cada uno puede ayudar según sus posibilidades”, expresó.

El obispo, quien días atrás participó de la presentación del proyecto encabezado por el gobernador Alberto Rodríguez Saá en el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo, indicó: “La Provincia de San Luis, todas sus instituciones y la Iglesia Católica quieren formar parte de un corredor humanitario y tender una mano de hermano a los refugiados de Siria para que algunos de ellos puedan encontrar en nuestra provincia un lugar familiar”.

El prelado explicó que en el contexto mundial en que “la humanidad es azotada por guerras salvajes” y “somos testigos de persecución encarnizada contra los cristianos hasta su verdadero y propio martirio”, “la Iglesia, madre en humanidad, eleva de continuo su voz para que cesen estos hechos inhumanos y vandálicos”, “e intercede para que otras naciones den asilo y alimentos a los damnificados”.

Fuente: Prensa Obispado de San Luis.