Lo sostuvo el gobernador Alberto Rodríguez Saá en el encuentro con asociaciones, ONG, autoridades eclesiásticas, instituciones y funcionarios donde presentó la iniciativa de convertir a San Luis en un Estado de acogida a refugiados. El objetivo es trasladar un contingente en los próximos 100 días.

En un auditorio colmado, Alberto presentó a San Luis como Estado de acogida.

En un auditorio colmado, Alberto presentó a San Luis como Estado de acogida.

El encuentro se llevó a cabo en el mediodía del viernes en el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo. Con la participación de las diferentes organizaciones de la provincia, se avanzó en la puesta en marcha de un comité para contactar, trasladar y asistir a refugiados a San Luis.

Participaron los ministros del ejecutivo provincial, el senador nacional Adolfo Rodríguez Saá, el presidente de la Comisión de Cascos Blancos, Alejandro Daneri, el vicegobernador Carlos Ponce, el obispo de San Luis, Monseñor Pedro Martínez; autoridades de universidades, representantes de partidos políticos, asociaciones y fundaciones, legisladores, intendentes y funcionarios.

En un auditorio colmado, Alberto brindó detalles de su participación en la cumbre “Europa: los refugiados son nuestros hermanos y hermanas”, realizada la semana pasada en el Vaticano.

El primer mandatario provincial definió al inmigrante como aquella persona que por decisión propia, fundamentalmente queriendo mejorar su situación, con ansias de iniciar una vida nueva busca empezar una vez más: “El plan de la Constitución es convocante porque en su programa menciona `Para nosotros, para nuestra posteridad y para todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino´. En la historia de los inmigrantes, en Argentina la recepción ha sido maravillosa, muchos nos eligieron como una nueva patria”.

“La situación del refugiado es diferente”, distinguió el jefe de Estado: “Es mucho más compleja, no tiene elección, va huyendo de la guerra, dejando lo que le queda, con su familia si es que no perdió parte de la misma huyendo, buscando un lugar, no quiere volver a su Patria, no eligió nada, solo quiere sobrevivir. La situación es absolutamente desesperante y distinta, cambia todo el tiempo. Las niñas en su mayoría están todas embarazadas víctimas de violación”.

En esa línea, manifestó que se formaron campos de refugiados dentro y fuera de Europa, similares a campos de concentración con un muro para la seguridad.

El objetivo es trasladar un contingente en los próximos 100 días.

El objetivo es trasladar un contingente en los próximos 100 días.

Objetivos del Comité de Refugiados

El gobernador en primera instancia planteó que al refugiado víctima de esta situación se buscará convertirlo en un inmigrante, la provincia se hará cargo del traslado del que desee venir, se le dará un trato humanitario y luego se lo transformará en ciudadano.

“Vamos a traer un contingente, un pequeño grupo que nos elija, vamos a presentarle a la provincia en un video, tenemos que tener el cara a cara con el refugiado. Tendremos la colaboración del presidente de la Comisión de Cascos Blancos, Alejandro Daneri, que está aquí presente y le transmitiremos a Susana Malcorra, quien es la ministra de Relaciones Internacionales y Culto que queremos conocerlos más para ayudar de la mejor manera”, especificó Rodríguez Saá.

En la ocasión, el jefe de Estado mencionó a Liliana Scheines como la coordinadora del Comité Refugiados en San Luis.  A su vez, la Universidad de La Punta ofrecerá sus residencias para alojarlos al igual que las familias solidarias que así lo manifiesten y las escuelas generativas abrirán sus puertas para que los niños vayan a jugar en los primeros meses de adaptación que se encuentren en la provincia.

“Necesitamos revitalizar nuestro registro de familias solidarias y le pido ayuda a las universidades para esta tarea”, señaló Alberto y enfatizó: “Tenemos que hacer de esta iniciativa un orgullo para la provincia de San Luis. Con un protocolo de excelencia humanitario que somos capaces de cumplir. Tenemos que ser sembradores de esperanza, si lo hacemos no los podemos defraudar”.

En otra parte de su mensaje, el gobernador de San Luis adelantó que el contingente de refugiados será de entre 100 y 150 integrantes: “Vamos a comprometernos a lo que podamos dar, no nos vamos a endeudar, tampoco estamos prometiendo que van a venir los refugiados y les vamos a dar una vivienda y desadjudicar a otro, eso no va a suceder”.

Finalmente sostuvo que hay que “crear el corredor humanitario e ir con un comité de refugiados, por eso los convoco para que sean adherentes activos, vamos a hacer todo para que los refugiados que nos elijan, se conviertan en inmigrantes y  después en ciudadanos de esta Patria que es San Luis, en la República Argentina. Este es el camino, yo sueño con que en los próximos 100 días tengamos un contingente”.

Nota: Cinthia Agüero Patafio.

Fotos: Jesica Flandes.

Video: Juan Moyano.

Corrección: Carla Lescano.