14 de diciembre de 1986, un día histórico para San Luis: el máximo ídolo del fútbol puntano se consagraba campeón del mundo con el River del “Bambino” Veira. Los “Millonarios” vencieron al Steaua de Bucarest (Rumania) por 1-0 en Japón.

bufalo

Juan Gilberto Funes fue el responsable de que River llegara a Tokio a disputar la Copa Intercontinental porque con sus goles en ambas finales de la Libertadores de ese año le dio el pasaporte a ese “equipazo” que dirigía el “Bambino” Veira, y que tenía a Pumpido, Ruggeri, el “Negro” Enrique, el “Tolo” Gallego, Alzamendi y Alonso entre sus filas.

Precisamente, estos últimos fueron protagonistas decisivos para darle al elenco de Núñez el título mundial de clubes y coronar un año soñado, donde ganó todo lo que jugó.

En una “avivada” del “Beto” ante un Estrella Roja desconcentrado al momento de un tiro libre, con un pase en profundidad para Alzamendi, el uruguayo no perdonó: 1-0 fue el resultado final. Luego vendría la foto que recorrería todo el planeta: Juan Gilberto Funes y el trofeo en alto. Ese día todo San Luis sintió que tocaba el cielo con las manos.

 

Nota: Adolfo González.

Foto: Web.

Video: Youtube.

Corrección: Alejandro Andrada.