Aparte de encuentros entre editoriales y librerías, la alternativa cultural sorprendió a quienes visitaron por primera vez San Francisco del Monte de Oro.

La cuarta feria tiene un espacio para escritores independientes.

La cuarta feria tiene un espacio para escritores independientes.

“Además de ser un paisaje hermoso con un clima lleno de historias, la calidez que se respira acá y la cultura es realmente muy fuerte”, expresó la escritora María Inés Lanfranchi, que pronto publicará su tercer libro titulado “Diario de una búsqueda”.

A la autora radicada en Merlo, los tesoros culturales de la provincia la inspiran. “No tenemos nada que envidiarles a las grandes ciudades y centros culturales”, sostuvo.

La poeta Liliana Mainardi, que vive en Cortaderas, también recorrió por primera vez la Feria y se presentó con la mesa abierta de libros, iniciativa que reúne 64 obras de escritores puntanos, cordobeses y bonaerenses. Es que esta edición cuenta con un espacio de autogestión para escritores independientes.

Asimismo, durante la tarde del viernes el taller literario Silenciosos Incurables que coordina la escritora Viviana Bonfiglioli tuvo su espacio en la Feria. Tras la presentación, los “talleristas” de la ciudad capital recorrieron el rancho de Sarmiento, en búsqueda silenciosa de inspiración.

Para el docente jubilado Jorge Eduardo Pereira, de 78 años, cada edición en su pueblo natal lo entusiasma. “Participar en todas las reuniones es un renacer para la localidad”, indicó Pereira, que este año publicó su cuarto libro.

Nota: Matías Gómez.

Foto: Luciano Grangetto.

Video y edición: Fernando Testi.