Así lo aseguró el ministro de Medio Ambiente, Campo y Producción, Cristian Moleker, luego de que el Senado Nacional declare de interés parlamentario las acciones de mitigación ambiental desarrolladas por San Luis en la Cuenca del Morro y sus áreas de influencia. “No hay otra provincia que trabaje integralmente un problema de desbalance hídrico, de emergencia ambiental por un tema de mal manejo de suelo o de degradación de tierras, como lo está haciendo San Luis”, sostuvo el funcionario.

El ministro de Medio Ambiente, Campo y Producción, Cristian Moleker.

El ministro de Medio Ambiente, Campo y Producción, Cristian Moleker.

Afrontar la situación que sufre la Cuenca del Morro y sus áreas de influencia mitigando los efectos sobre las tierras puntanas que se originan en su desbalance hídrico es uno de los principales objetivos en la agenda del Gobierno de San Luis. Con acciones concretas y un compromiso asumido desde el primer día, el Ejecutivo provincial aborda la problemática como debe ser entendida: como una emergencia ambiental.

Dada la gravedad de la problemática y el complejo abordaje que desarrolla San Luis, el Senado de la Nación declaró de interés parlamentario “las acciones de mitigación ambiental desarrolladas por la provincia de San Luis en la Cuenca del Morro y sus áreas de influencia”.

En este contexto, el ministro de Medio Ambiente, Campo y Producción, Cristian Moleker, aseguró: “Este tipo de reconocimiento le da visibilidad nacional a un plan que es estratégico para nosotros. No hay otra provincia que esté trabajando integralmente un problema de desbalance hídrico, de emergencia ambiental por un tema de mal manejo de suelo o de degradación de tierras, como lo está haciendo San Luis. Esto marca que estamos transitando el camino correcto”.

La declaración de la Cámara Alta de la Legislatura Nacional avala las tareas desarrolladas por San Luis “como respuesta a los graves procesos de erosión, agotamiento, degradación y desbalances hídricos del suelo que requieren medidas urgentes e integrales en pos de la defensa de un ambiente sano, equilibrado y apto para el desarrollo humano”.

Un plan con acciones estratégicas

Moleker manifestó que la declaración del Senado Nacional es un respaldo muy importante para una provincia que aborda la problemática ambiental a partir de un plan estratégico, con acciones concretas de mitigación que incluyen tres áreas: forestación, manejo sustentable del suelo y protección de los bosques nativos.

En relación al primero de los puntos, desde que inició el plan de forestación intensivo el pasado 1º de agosto, ya se plantaron cerca de 300.000 árboles en las rutas provinciales y los caminos vecinales. Estas plantas, sumadas a las que se seguirán forestando, ayudarán en la absorción del agua subterránea y en el balance hídrico de la Cuenca.

En cuanto al segundo de los ejes, el titular de la cartera medioambiental explicó que los productores deben presentar planes de manejo de suelo y forestación sustentables: “Esto es innovador a nivel nacional, significa hacer un cambio cultural y entender que lo que marca la pauta de producción agropecuaria son las condiciones ecosistémicas de la naturaleza y no al revés, no es la pauta de producción la que marca la naturaleza”.

Al respecto, Moleker indicó que este cambio cultural iniciado por San Luis se irá haciendo extensivo a lo largo del territorio nacional ya que “es la forma en que se debe trabajar, porque si no las consecuencias son las que estamos teniendo en la Cuenca del Morro. La Argentina tiene muchas manifestaciones físicas de ese tipo, de hecho ha salido un estudio recientemente del Banco Mundial que habla del costo que le genera el mal manejo de las cuestiones ambientales a la economía argentina, donde se habla de un 8% de impacto sobre el PBI y donde, dentro de ese 8%, el porcentaje más alto está dado por la degradación y el mal uso del suelo”.

Finalmente, el ministro detalló la importancia del bosque nativo presente: “Tenemos más de 65.000 hectáreas de bosque en la Cuenca. Se deforestó una gran cantidad pero queda todavía una gran cantidad y ese bosque nos tiene que dar el servicio ambiental fundamental de evapotranspirar para lograr la remediación, sumado a la nueva forestación”.

Nota: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.

Foto y video: ANSL.