Gracias a lo recuperado en las diferentes plantas de Residuos Sólidos Urbanos y al aporte de instituciones sociales, el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción se sumó a la campaña Tapitas Solidarias, impulsada por la Fundación Garrahan. El cierre tuvo lugar el pasado sábado en el Parque de las Naciones, espacio donde se juntaron más de 20 toneladas de tapitas que marcan el compromiso puntano con la solidaridad y el respeto por el medioambiente.

El Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción se sumó a la campaña Tapitas Solidarias, impulsada por la Fundación Garrahan.

El Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción se sumó a la campaña Tapitas Solidarias, impulsada por la Fundación Garrahan.

La provincia de San Luis vivió, el pasado sábado, una jornada donde la solidaridad de la comunidad puntana brotó a flor de piel. Y si el espíritu solidario para con el prójimo se entrelaza con el cuidado por el medioambiente, todos salimos beneficiados.

Bajo estas premisas, el Parque de las Naciones fue el escenario donde la Fundación Garrahan cerró su campaña 2016 de recolección de tapitas plásticas. En este marco, cerca de 20 toneladas fueron recolectadas y donadas por la sociedad de San Luis, lo que marcó un nuevo récord provincial desde que la iniciativa tomó vida en el 2011.

Este impresionante número de tapitas alcanzó para llenar las bateas de tres camiones que viajaron desde San Luis hasta Capital Federal, llenos de solidaridad y conciencia ambiental.

El Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción se sumó a la propuesta de la Fundación y, a través de lo recolectado en las diferentes plantas de Residuos Sólidos Urbanos y el aporte de instituciones sociales -escuelas, organismos de Gobierno, Instituto Superior de Seguridad Pública, entre otras-, entregó 4 toneladas de tapitas.

“A través del Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción, queremos agradecer al Gobierno de San Luis que nos apoyó mucho para que todo esto sea posible. Se armó una red muy importante dentro de la provincia, demostrando la solidaridad que tiene San Luis. Esto se convirtió en una gran cadena de revolución solidaria que todos los años va creciendo más y más”, expresó la coordinadora del Programa Reciclado de la Fundación Garrahan, Patricia Gavilán.

 

Solidaridad, ecología y educación: tres pilares de una misma política

Cerca de 20 toneladas de tapitas fueron recolectadas y donadas por la sociedad de San Luis, lo que marcó un nuevo récord provincial desde que la iniciativa tomó vida en el 2011.

Cerca de 20 toneladas de tapitas fueron recolectadas y donadas por la sociedad de San Luis, lo que marcó un nuevo récord provincial desde que la iniciativa tomó vida en el 2011.

Gavilán explicó que son tres los ejes que movilizan al Programa Reciclado de la Fundación Garrahan: “Queremos que la gente entienda que es importante separar algunos elementos que son reciclables y no convertirlos en basura, eso es educación, algo que se traduce en el cambio de hábitos. Todo este amor reflejado en tapitas nosotros lo vendemos y financiamos, en gran parte, la Casa Garrahan, un espacio donde viven pacientes ambulatorios; además compramos equipamiento, por lo que también perseguimos un objetivo solidario. Finalmente, tenemos el fin de lo ecológico ya que estas tapitas se transforman en otros elementos y no se convierten en basura, por lo que ayudamos a cuidar el medioambiente”.

 

Sobre las Plantas de Reciclado y Tratamiento de RSU

 

El Tratado de Paz entre Progreso y Medioambiente tiene entre sus objetivos la gestión en forma integral y sustentable de los residuos generados en la provincia. En esta dirección, el Gobierno de San Luis ha ejecutado distintas obras de infraestructura, destacándose la construcción de Plantas Regionales de Reciclado y Tratamiento de RSU: El Jote (Carpintería), Peuma (La Toma), la Jarilla (Quines) y la Metropolitana (Donovan), próxima a inaugurarse.

En estos espacios se llevan a cabo procesos de selección con el objetivo de separar las fracciones recuperables de la mezcla de residuo y prepararlas para la comercialización. Dentro de este trabajo de clasificación se presta un especial cuidado en la recuperación de las tapitas, separándolas de otros tipos de plásticos, para así poder darles este destino solidario.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.