Como parte de las prácticas, los alumnos de la carrera de Mecánica de la UPrO comenzaron hace un mes a reparar autos particulares. El objetivo es acercarlos a la realidad y en ese marco ya repararon 25 vehículos.

En el nivel 3 de Mecánica hay un total de 49 alumnos en los tres turnos

En el nivel 3 de Mecánica hay un total de 49 alumnos en los tres turnos

En el nivel 3 de Mecánica hay un total de 49 alumnos en los tres turnos, ellos son quienes llevan a cabo diagnósticos y reparaciones en un sistema estandarizado que fue decidido por la Secretaría Académica de la institución.

El secretario académico de la UPrO, Roger Ponce, comentó que “la idea es que el alumno se acerque lo más posible a la realidad, para cuando tenga que resolver un problema, ya sea como empleado o como cuentapropista”.

Cuando ingresa un auto de un particular, se les hace firmar un acuerdo en donde el propietario del auto conoce que quienes van a trabajar sobre su vehículo son alumnos de un nivel 3, supervisados por personal idóneo. Si aceptan las condiciones, se realiza la reparación o el diagnóstico. Si hay que reemplazar algún repuesto, el dueño lo adquiere en forma particular y el producto es instalado. La mano de obra es sin costo.

Se organizan los turnos de los autos, a partir de un pedido del particular, la presentación de la documentación del auto y una vez que el coordinador autoriza, el director cierra los papeles y el auto puede ser ingresado.

“El objetivo pasa por el proceso de aprendizaje de los alumnos y no por la reparación, mientras sirva a ese proceso y los alumnos estén en condiciones de resolverlo, se les hace el trabajo. Si excede a lo que los alumnos puedan realizar, no se realiza”, comentó el director de las carreras de Mantenimiento, Alejandro Cabrera.

Una de las ventajas de este sistema es que llegan autos con diferentes tecnologías que permiten a los alumnos cotejar sus conocimientos en todo tipo de vehículos.

Los alumnos que terminarán el nivel 4 a mitad del 2017, podrán resolver todo tipo de inconvenientes en cualquier auto, ya sea con tecnología tradicional o moderna.

El coordinador de la carrera de Mecánica, Guillermo Martínez, indicó: “Se han resuelto todos los problemas que nos han presentado. Por ejemplo, hemos diagnosticado motores que deben ser rectificados, el dueño ha hecho rectificar la tapa particularmente, la ha traído y nosotros hemos continuado con el proceso de arreglo”.

Por su parte, Cabrera destacó el valor diferencial que tiene un egresado de la UPrO, por ejemplo en la carrera de Mantenimiento: “El alumno que se recibe en la institución, tiene como diferencia el marco teórico que a lo mejor un mecánico de años no tiene, que lo hace por la práctica, aunque no conoce los fundamentos o conceptos. Por otro lado, los chicos van a salir con formación para gestionar su propio emprendimiento. El trato con los clientes, el marketing, la propaganda, la búsqueda de clientes, la preparación de presupuestos de una forma más racional. Hoy en el mercado hay gente que tiene experiencia pero no esa formación. En los presupuestos de cada negocio hay que tener en cuenta la amortización de un equipo que se adquiera, como por ejemplo, de un escáner o el mantenimiento que este requiere. Todo esto es un adicional que a lo mejor no hace al aprendizaje técnico, pero tiene que ver con completar esta formación”

Los turnos pueden ser adquiridos directamente en la institución, en horario corrido en el sector de Mantenimiento, en donde se guiará al solicitante para poder completar el trámite y que su auto sea arreglado.

“Los clientes han quedado muy conformes. Además de la reparación, se realiza una revisión de todo el auto en aproximadamente una hora. Se hace una especie de ‘check list’ que incluye tren delantero, tren trasero, motor, etcétera y se da a los clientes un informe completo de todo lo que tienen que hacer en los próximos meses a su vehículo”, finalizó Martínez.

Nota y foto: Diego Odorico – Prensa UPrO.

Corrección: Berenice Tello.