La sección “Charlas de Quincho”, del prestigioso periódico político y económico, recoge hoy nuevas declaraciones de Rodríguez Saá respecto a la discriminación que Nación ejerce sobre San Luis y la negativa a efectivizar el pago de la deuda histórica.

Edición del 11 de octubre de Ámbito Financiero

Edición del 11 de octubre de Ámbito Financiero

Bajo el título “Cumbre diplomática”, el periódico refiere un homenaje realizado en el Centro Argentino para las Relaciones Internacionales y que dejó diferentes apostillas y dio pie a análisis políticos, en ese marco, se especifica lo siguiente:

“Entre anécdotas se recordó el paso de Alberto Rodríguez Saá la semana pasada por la Capital y algunas acusaciones que dejó sobre el macrismo. “¿Sabe cuántos fondos discrecionales de origen nacional recibe la provincia?: 0,0, y siga agregando ceros porque no hay nada”, relató el gobernador que viajó a Buenos Aires en un nuevo intento por destrabar el cepo que Macri le impuso a esa provincia desde diciembre pasado, incumpliendo incluso un fallo de la Corte Suprema que le ordenó al Estado nacional devolverle más de $9 mil millones.

La razón del destrato viene de larga data desde aquella reñida interna del PJ de cara a las presidenciales de 2011, cuando Rodríguez Saá denunció un pacto entre Duhalde y Macri que influyó en el triunfo del bonaerense en la pulseada del Peronismo Federal. Pero Rodríguez Saá supo de mejores tratos. “Antes de eso San Luis le prestó dinero a la Ciudad de Buenos Aires, y Macri como jefe de Gobierno cumplió y nos devolvió hasta el último peso. Después también hicimos un acuerdo entre la provincia y la Ciudad mediante el cual nosotros le vendíamos medicamentos fabricados en San Luis y ellos (la Ciudad) nos facilitaban alta complejidad hospitalaria. Teníamos un trato que después ingresó en una zona gris cuando vino la interna con Duhalde”, intenta justificar.

La llegada de Macri a la Presidencia forzó un armisticio. Hubo, incluso, según recuerda el gobernador, una promesa explícita de dispensarle a San Luis un trato “excelente”, más allá de las viejas rencillas. “Está todo paralizado; hasta los fondos que estaban acordados con la gestión anterior para viviendas, por ejemplo”, menciona el puntano y dispara: “Nos quisieron hacer firmar un convenio con Salud por enfermedades no contagiosas para girarnos 7 millones de dólares en cuatro años, pero decía el acuerdo que son para gastos corrientes, es decir, empleados, viáticos, y no lo firmamos. No quiero esa plata así”.

Fuente: Ámbito Financiero