Empate de los varones ante el poderoso Israel, y victoria de las mujeres frente a Suecia.

La Argentina volvió a sumar una nueva victoria, ésta vez ante el equipo sueco.

La Argentina volvió a sumar una nueva victoria, ésta vez ante el equipo sueco.

Otra jornada con buenas actuaciones cumplieron los equipos argentinos en la 7ª rueda de la 42ª Olimpíada de Ajedrez, que se lleva a cabo en el estadio Crystal Hall, en Bakú. En la prueba masculina, Argentina (preclasificada 26) sumó un valioso empate de 2 a 2 ante su similar Israel (Nº 16), tras igualar los cuatro matches: Peralta-Rodshtein, Mareco-Postny, Pérez Ponsa-Nabaty y Flores-Roiz. Con esta igualdad, el gran maestro argentino Sandro Mareco sumó su vigésimo juego consecutivo sin derrota en una olimpíada, producto de 3 partidas en Estambul 2012, 10 en Tromso 2014, y 7 hasta el momento en Bakú.

La Argentina se posiciona en el 37° lugar con 9 puntos, alejada a cuatro unidades del puntero EE.UU., con 13, que es seguido por India, Georgia, Ucrania, Rusia, Letonia e Inglaterra, con 12. Hoy, en la reanudación del certamen con la 8ª rueda de las once previstas, el rival será Belarús (N°23).

El gran maestro Diego Flores, campeón argentino y entrenador de la Escuela de Talentos de la ULP, realizó su análisis de la jornada:

“Fue un match complicado, con partidas difíciles, y creo que metimos un gran resultado. ¿Mi partida? Me sentí cómodo en la apertura, pero no vi una jugada y se me empezó a complicar la posición. Después entramos en un golpe a golpe pero tenía la desventaja de estar muy mal de tiempo, pero al llegar al final noté que mi rival empezó a cometer errores, y en el apuro me ofrece tablas. Yo no tenía tiempo de calcular y evaluar, de darme cuenta que estaba mejor e incluso, con chances de ganar. Pero bueno, se dio así y lo importante es que no se perdió y sumamos”.

Por su parte en la competencia femenina, la Argentina volvió a sumar una nueva victoria, esta vez ante el equipo sueco, que conduce una de sus maestras emblemas, Pía Cramling; se impuso 2,5 a 1,5. El match se resolvió por la mínima diferencia, producto de tres tablas: Luján-Cramling, Zuriel-Agrest y Martínez-Fransson. Y una victoria de la argentina Florencia Fernández sobre la sueca Jessica Bengtsson.

Así, el equipo de mujeres trepó a la 18ª posición, con 10 unidades, a dos de los cinco líderes: Rusia, China, Azerbaiyán, EE.UU. y Holanda, con 12 puntos. El duelo de hoy en la 8ª rueda será ante Georgia, una de las potencias del certamen, 4ª preclasificada.

Ayelén Martínez, campeona argentina e integrante de la Escuela de Talentos de la ULP, contó tras el triunfo frente a Suecia:

“Estoy contenta con la victoria, pero triste porque no jugué bien, aunque hice tablas. Ellas venían bien y mi rival, aunque tiene menos ELO, está haciendo un gran torneo, lo que me obligó a jugar con recaudos. No obstante igual me sorprendió algo con la teoría, y la partida se extendió por casi 5 horas. Al final, cuando me di cuenta de que no ganaba, pero que Florencia sí lo iba a hacer, entonces busqué tablas por repetición para asegurar la victoria del match. Queda mal que yo misma lo diga, pero es la realidad: se trata de una prueba por equipo y debe privar el grupo por encima de nuestras cuestiones personales. Yo podría haber arriesgado para seguir entre los mejores tableros del certamen e intentar ganar al final alguna medalla, pero me di cuenta que así no ayudo a nadie y que sólo estaría jugando para mí”.

Los varones argentinos empataron ante el poderoso Israel.

Los varones argentinos empataron ante el poderoso Israel.

Nota y fotos: Carlos Ilardo.