En las sedes de San Luis, Merlo, Villa Mercedes y, próximamente, Tilisarao, los chicos se preparan, estudian y aprenden sobre programación, electrónica, mecánica, impresión 3D y domótica. ¿El objetivo? Formarse en las nuevas tecnologías y ser parte de la era de la robótica.

Próximamente, los talleres de Alta Competencia de la ULP sumarán una nueva sede en la localidad de Tilisarao.

Próximamente, los talleres de Alta Competencia de la ULP sumarán una nueva sede en la localidad de Tilisarao.

Para que todos los puntanos tengan la oportunidad de ser no sólo consumidores sino, también, productores de tecnología, se reiniciaron en toda la provincia los talleres de Robótica de Alta Competencia de la Universidad de La Punta (ULP). Con muchas novedades y una gran convocatoria, más de 100 chicos de entre 12 y 18 años asisten todos los sábados a las sedes ubicadas en San Luis (Universidad de La Punta), Villa Mercedes (Escuela Experimental N°7 “Eduardo Galeano”) y Merlo (Escuela Técnica Nº 34 “Arístides Bratti”).

Luego del segundo puesto alcanzado en la RoboCup 2016 y el 1º Congreso de Robótica e Impresión 3D realizado en el campus universitario, la provincia apuesta más que nunca a esta disciplina, que se convirtió en política de Estado.

En los talleres de la ULP los alumnos aprenden nociones básicas de programación, electrónica y mecánica, los pilares de la robótica que les permitirán comenzar a armar su propio robot. “Primeramente, comienzan a interactuar con un kit básico que comprende sensores, adaptadores, motores y una placa. Luego, les enseñamos a programar cada una de estas piezas”, destacó Pablo Miranda, jefe del Programa Robótica de la ULP.

Esta actividad les permite conocer cómo es el funcionamiento de un robot; y de qué manera los sensores toman las mediciones del ambiente; cómo funcionan las placas, los sensores y las baterías, entre otros. “En base a estos conocimientos, los chicos van profundizando en distintos aspectos de la robótica”, comentó Miranda.

Como novedad, este año los talleres incorporaron tres impresoras 3D. “La idea es que los chicos refuercen los conocimientos aprendidos en clase, por medio de distintos trabajos prácticos”, contó el coordinador del Programa Robótica de la ULP. Y agregó: “En el proceso aprenden sobre diseño, dibujo técnico y 3D y, luego, a imprimir en este tipo de impresoras, sobre todo, piezas para los robots de alta competencia o alguna aplicación en particular”.

Cabe destacar que los chicos que ya venían participando de los talleres continuarán absorbiendo más conocimientos para perfeccionar los robots ya construidos.

Más puntanos que apuestan a la robótica

Con la repercusión por el segundo puesto obtenido en el Mundial de Robótica en Alemania, los talleres de Alta Competencia en San Luis alcanzaron una gran convocatoria: la sede de San Luis tiene unos 60 inscriptos; la de Villa Mercedes, 30, y la de Merlo, 50. De esta manera, esta propuesta de la ULP ya suma más de 140 participantes.

“Esto es algo muy positivo, nos pone muy contentos y esperamos que se sumen más chicos de todo San Luis. Por primera vez, tenemos seis alumnas mujeres; esto lo hace inclusivo y abierto a toda la comunidad”, subrayó Miranda.

 

Nota: Prensa Universidad de La Punta.

Foto: Axel Seleme.

Corrección: Mariano Pennisi.

Contenidista: Marina Menseguez.