Son integrantes del Grupo de Infancia Misionera de la institución educativa, quienes recolectaron, junto a docentes y vecinos, más de 700 kilogramos de tapitas plásticas, que este miércoles desembarcaron en el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción. Las mismas serán enviadas a la Fundación Hospital Garrahan para su posterior reciclaje. “Estamos orgullosos de contribuir y ayudar a tantas familias que lo necesitan”, expresó emocionada la maestra Alejandra de la Fuente.

El Grupo de Infancia Misionera del ISTA llegó con más de 700 kg de tapitas a las dependencias ministeriales.

El Grupo de Infancia Misionera del ISTA llegó con más de 700 kg de tapitas a las dependencias ministeriales.

Por más pequeña que parezca, una donación significa un gesto de amor y solidaridad hacia el prójimo. Y a la hora de ayudar, cualquier colaboración es bienvenida, ya sea un alimento, un abrigo, un par de zapatillas, hasta una tapita de plástico.

En el marco del convenio firmado entre el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción y la Fundación Hospital de Pediatría “Prof. Dr. Juan P. Garrahan”, el Grupo de Infancia Misionera del Instituto “Santo Tomás de Aquino” (ISTA), integrado por alumnos y docentes de la escuela, donó este miércoles más de media tonelada de tapitas plásticas.

“Hace un año que venimos juntando estas tapitas. Nos enteramos por Facebook que las recibían aquí y decidimos traerlas”, contó una de las cuatro docentes del Grupo Misionero, Alejandra de la Fuente. Orgullosa de colaborar con gente que lo necesita, la maestra expresó: “Lo hacemos con mucho amor, dedicación y servicio”.

Es tanto el compromiso de la institución que cuentan con un “tapitómetro”, donde se depositan cada una de las tapitas que llegan desde los hogares de los alumnos y docentes y vecinos. “Ahora que quedó vacío empezaremos nuevamente, con más ganas”, aseguró la docente.

Donación a conciencia

Camila Camargo (12), Fabricio Castillo (12) y Lautaro Fuentes (12), alumnos de 6º año del ISTA, participaron de la entrega de las tapitas en las dependencias ministeriales. “Es muy lindo colaborar, porque sabés que estás haciendo un bien a otras personas que lo necesitan”, señaló Camila, mientras que Fabricio remarcó: “Son 700 kilos, es un número bastante grande para ser tapitas”. Lautaro, en tanto, contó que se acercó a la recolección de tapitas gracias a un video que le mostraron en la escuela.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.

Corrección: Mariano Pennisi.

Contenidista: Marina Menseguez.