La provincia de San Luis tendrá representación a través del Ministerio de Salud en el 27º Congreso Latinoamericano de Arquitectura e Ingeniería Hospitalaria “El Hombre: Centro de la Arquitectura para la Salud”. El encuentro se llevará a cabo del 25 al 28 de octubre en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Un proyecto puntano será expuesto en un foro internacional.

Un proyecto puntano será expuesto en un foro internacional.

El proyecto puntano: “Grillas Técnicas para el Control Rápido de Cumplimiento con Normativas Nacionales” será una de las ponencias en este evento de carácter internacional.

La arquitecta Natalia Sarjanovich, jefa del Subprograma Infraestructura Hospitalaria, dependiente del Programa Proyectos Prioritarios e Innovación, y la bioingeniera María Delicia Soria son las autoras del desarrollo que expondrán junto a sus pares latinoamericanos. Cabe destacar que es la segunda vez que son invitadas a mostrar el trabajo que se viene realizando en San Luis para mejorar la implementación de políticas públicas en Salud referidas a la infraestructura edilicia como soporte fundamental de las prácticas médicas.

El objetivo principal del proyecto fue crear protocolos de control para corroborar el cumplimiento de requerimientos indispensables en establecimientos sanitarios según normativas vigentes, tomando como autoridad de aplicación las áreas de Bioingeniería, Infraestructura y Arquitectura Hospitalaria.

Se desarrollaron grillas técnicas que engloban los principales aspectos a tener en cuenta en servicios críticos de instituciones hospitalarias como quirófanos, neonatología y terapia intensiva; ampliando y profundizando las grillas del Programa de Garantía de Calidad de la Atención Medica al incorporar dentro de las mismas lo referido a instalaciones eléctricas, de gases medicinales y acondicionamiento de aire, según lo estipulado en las normativas específicas. Asimismo, mejorando algunos ítems referidos a planta física y equipamiento médico indispensable para cada servicio.

“Con el desarrollo de este trabajo, pudimos comprobar que las grillas de habilitación categorizante del Ministerio de Salud de la Nación que se utilizan actualmente, se encuentran obsoletas al referirse a algunos aspectos de infraestructura y aparatología clínica, debido a la incorporación de nuevas tecnologías y procedimientos médicos”, señaló Sarjanovich.

Agregó también que “además presentan un sistema de aprobación para la habilitación del servicio subjetivo, ya que el criterio de habilitación depende del fiscalizador y del número de ítems acreditados, cuando, en cambio, deberían ponderarse los ítems según el nivel de criticidad que representan para el servicio”.

Para poder realizar el control del cumplimiento de los ítems propuestos en las nuevas grillas es necesario que los fiscalizadores dispongan de herramientas técnicas específicas, ya que sin las mismas no se podrá verificar el cumplimiento de ciertos ítems. Las nuevas grillas elaboradas en este trabajo servirán de instrumento técnico no sólo para la inspección y habilitación sino también para el diseño de nuevas instituciones.

“Nuestro trabajo se desarrolla en la provincia, nos toca participar en el diseño, inspección, habilitación y mantenimiento de las instituciones destinadas a la atención médica. Abarcando no sólo los edificios públicos sino también los privados para garantizar un mismo nivel de calidad en la asistencia de los pacientes de San Luis.”, expresó la bioingeniería Soria.

La Asociación Argentina de Arquitectura e Ingeniería Hospitalaria (AADAIH) tiene como objetivos primordiales promover, desarrollar y difundir los avances tecnológicos de la arquitectura e ingenierías especializadas en el Recurso Físico en Salud. El Congreso Anual Latinoamericano reúne a los diferentes actores del sector quienes intercambian y actualizan sus conocimientos sobre el tema presentando experiencias nacionales e internacionales, para propender al crecimiento de nuestra actividad y en beneficio de sus resultados.

En esta ocasión, AADAIH propone encarar la problemática del recurso físico en salud desde la perspectiva de la humanización, entendiendo que el ser humano, tanto en su calidad de paciente como de personal médico o de servicio, es el sujeto de la arquitectura y las ingenierías para la salud, y debe ser considerado como tal en todos los servicios que hacen a esta actividad.

 

Nota: Adolfo González – Prensa Ministerio de Salud.

Fotos: Web.

Corrección: Berenice Tello.