El Subprograma Infraestructura Hospitalaria, dependiente del Programa Proyectos Prioritarios e Innovación, elevó un informe al Ministerio de Salud acerca del grado de avance del saneamiento estructural y tareas de mantenimiento general en el Hospital Cerro de la Cruz. Las obras alcanzan un 60% de avance. 

Hospital Cerro de la Cruz de San Luis.

Hospital Cerro de la Cruz de San Luis.

Estado inicial

La principal problemática que afectaba al Hospital estaba originada por la pérdida de la capacidad portante del piso, lo cual se manifestó principalmente en el sector de laboratorio y área de hall de acceso, y provocó el hundimiento del piso. Esta situación originaba una sensación de inseguridad, dado que las grietas entre el piso y el nivel inferior de las mamposterías de tabiques divisorios se acrecentaban continuamente.

Cuando esta problemática edilicia se comenzó a manifestar (no visualmente), produjo la rotura de una cañería de gas, la cual fue reparada. Con el paso del tiempo esta anomalía estructural se hizo perceptible a la vista y se pudo determinar que la rotura de la instalación de gas se debía a la falla estructural.

La misma problemática se observaba en el exterior; por el inadecuado escurrimiento de las aguas de lluvias, las veredas perimetrales del complejo estaban cediendo y en algunos sectores se rompieron.

En cuanto a las tareas de mantenimiento general, el Hospital tenía problemas en algunos sectores de los cielorrasos, debido al mal estado de la membrana del techo. De este modo, se originó el desprendimiento del enlucido de cielorrasos interiores.

Por su parte, el sistema de climatización presentaba inconvenientes, producto del escaso mantenimiento. El complejo cuenta con dos calderas, ubicadas en el ala norte y sur. En primera instancia la caldera del sector norte comenzó a funcionar deficientemente por la rotura en el sistema de impulsión de agua (bombas centrifugas) y la falta de purga de las cañerías y radiadores. Posteriormente, esta situación se repitió en la caldera del sector sur.

Estado en el que se encontró el Hospital Cerro de la Cruz y las obras que se están efectuando para su acondicionmiento. El grado de avance de las mismas alcanzan un 60%.

Estado en el que se encontró el Hospital Cerro de la Cruz y las obras que se están efectuando para su acondicionmiento. El grado de avance de las mismas alcanzan un 60%.

Estado actual

Para dar repuestas a las falencias que padecía el Hospital, se realizó en primera instancia el reacondicionamiento y mantenimiento general de las dos calderas, y actualmente ambas están funcionando. En segundo lugar, se comenzó a trabajar en el saneamiento estructural del edificio. Para ello se realizó un estudio y análisis de las causas que originaban el hundimiento del piso.

Mediante el análisis de varias situaciones se determinó que el problema del hundimiento de los pisos interiores se debía a la rotura de un caño de desagüe cloacal.

En este sentido las tareas que se desarrollan para el saneamiento estructural son las siguientes: demolición y reposición de pisos, esta tarea se realizó al comenzar la obra para evaluar el estado y la capacidad portante del suelo natural, lo que permitió detectar el origen del problema estructural (desagües cloacales rotos).

Se realizó el relleno y compactación de suelo natural: una vez demolidos los pisos, se rellenó con suelo de aporte para otorgar la resistencia necesaria y la compactación para evitar futuros inconvenientes. Se ejecutaron contrapisos con malla: uno con hormigón elaborado de calidad no inferior a un H17 con una malla Q50, lo que evitará fisuras de la capa de compresión.

Asimismo se puso en marcha la colocación de pisos: realizados los contrapisos, se ejecutará una carpeta de nivelación en todos los pisos nuevos a colocar.

También demolieron los tabiques interiores, tanto del hall como los divisorios del sector de laboratorio, ya que los mismos se encuentran hoy en día sin ningún tipo de apoyo en el sector de vacunatorio.

En la mampostería de tabiques interiores se ejecutarán los mismos en todas las zonas donde se demuelan los preexistentes en el sector de laboratorio.

En la ejecución del canal sanitario, con el fin de evitar posibles hundimientos posteriores por pérdidas en cañerías tanto cloacales como de la red de agua potable, se ejecutará un canal sanitario que evitará el escurrimiento de los líquidos por el suelo natural.

En la excavación, relleno y hormigonado para submuraciones, los trabajos a realizar tienen por objeto restituir la capacidad estructural del suelo y de las cimentaciones, mediante la submuración del sector dañado en el hospital de referencia. Para ello se realizarán dados de hormigón en sectores específicos.

Se demolerán los veredines, lo que permitirá evaluar la capacidad portante del suelo por debajo de ellos. La reposición de los veredines en conjunto con la ejecución de los desagües pluviales necesarios evitará que el agua que proviene de las precipitaciones se infiltre, como lo hacen en la actualidad, por debajo de la edificación.

Actualmente la obra de saneamiento estructural presenta un avance de un 60% aproximadamente. Se ejecutaron las demoliciones de contrapisos, veredines perimetrales y mamposterías interiores. Las excavaciones para los dados de hormigón de refuerzo ya fueron realizados y hormigonados.

Al momento del presente informe, se encuentran realizados los nuevos contrapisos de veredines, y en ejecución los contrapisos interiores.

 

Nota: Prensa Ministerio de Salud.

Foto: El Diario de la República.