Como cada 13 de agosto, el Gobierno de San Luis conmemoró y resaltó las virtudes de un hombre singular de la historia de la provincia, en el Museo de la Poesía Manuscrita en La Carolina. Este sábado se realizó un merecido homenaje al poeta y educador Juan Crisóstomo Lafinur, en el pueblo que lo vio nacer en la época virreinal en 1797.

La conmemoración al 192º aniversario de Lafinur se realizó en el Museo de la Poesía Manuscrita.

La conmemoración al 192º aniversario de Lafinur se realizó en el Museo de la Poesía Manuscrita.

La conmemoración inició pasadas las 15:30 en la pequeña localidad distante a 83 kilómetros de la capital. El sol se apoderó de la tarde y la temperatura alcanzó los 21ºC en la localidad del Departamento Pringles. Los lugareños, con sus mejores ropas, se acercaron como todos los años a compartir el homenaje.

Entre cerros que atesoran la historia de un pueblo minero se erigió un complejo cultural en memoria de Lafinur: el Museo de la Poesía Manuscrita. Frente a él descansan sus restos, que fueron repatriados en 2007 por el gobernador de la Provincia, Alberto Rodríguez Saá.

Juan Crisóstomo Lafinur nació el 27 de enero de 1797 en La Carolina, San Luis, y falleció el 13 de agosto de 1824 en Santiago, Chile. Fue poeta, militar en el Ejército del Norte, educador, periodista, abogado, músico, soldado, exiliado y considerado el primer filósofo de la Argentina.

Sus padres, Luis  Lafinur -español- y Bibiana Pinedo de Montenegro -natural de Córdoba del Tucumán- se instalaron en La Carolina, atraídos por la producción minera.

La jefa de Producción y Promoción del Libro del Subprograma San Luis Libro, Gabriela Pereyra, enunció: “Al cumplirse hoy 192 años de la muerte de este puntano, uno de los hombres más polifacéticos que ha dado nuestra historia, queremos celebrar su obra en vida, su legado, que marcó rumbos nuevos en el pensamiento nacional de la época, en el Ejército del Norte, más allá de la función militar, también se nutre y transmite en la academia militar de Tucumán los pensamientos de los movimientos liberales filosóficos, ese iluminismo que llegaba de Europa”.

Continuó asegurando que en nuestra historia educacional dejó huellas como un iniciador del movimiento liberal laico y al transcurrir el tiempo, sus ideas se implementaron en las instituciones educativas del Estado.

“Además de sus poemas y de diversas obras como sátiras y partituras, Lafinur escribió en los más importantes diarios tanto en Argentina como en Chile. Y es en este último país donde escribe Canto Elegíaco a la muerte de Belgrano, del cual Jorge Luis Borges toma el verso “La pálida azucena a los laureles”, confesando cuánto le hubiera gustado ser el autor de esos versos que escribía su antepasado”, expresó Pereyra.

“Las ciencias no han corrompido las costumbres ni empeorado al hombre”, fue el título de un discurso que fue publicado en respuesta a las críticas que recibía sobre su curso filosófico. “Este pensamiento hace a Lafinur un innovador en materia educativa y definitivamente un adelantado a su época. Imaginen una época en la que los educadores se presentaban de toga y él, en rebeldía, usó su ropa de calle como muestra de cercanía con el alumno. Lo mismo hizo con el idioma al dejar de comunicarse en latín”.

Pereyra señaló que con sus poemas referidos al amor y desamor, también fue un precursor, lo cual llevó a Juan María Gutiérrez a llamarlo el poeta romántico de nuestra época clásica: “Sus poemas de carácter heroico mantienen viva la llama de la Independencia, y como en los poemas y escritos de raíz social, siembra el espíritu de un individuo que pide libertades y derechos”.

Sobre el final de su mensaje, la jefa de Producción y Promoción del Libro resaltó: “En este acto queremos rescatar todas estas labores, pensamientos y el legado de Lafinur, y si uno puede imaginar que alguien o algo nos susurra que nos apuremos a vivir porque se nos acaba la vida, Lafinur tenía 27 años cuando falleció pero se ocupó de vivir intensamente, dejando clara cada una de sus convicciones. Es una obligación y un placer mantener viva su obra. Aquí, en el ruido de los picos y las palas, de la ambición, nació un puntano cuyo pensamiento e impronta atravesó el tiempo y nos acercó un poco más de libertad”.

El grupo ADN de folclore realizó un repertorio de canciones sanluiseñas.

El grupo ADN de folclore realizó un repertorio de canciones sanluiseñas.

Lafinur forma parte de la memoria cultural de la Provincia, y fue el puntano Emeterio Pérez quien, a fines de 1800, cuando San Luis recién comenzaba a construir el relato de la historia de la poesía escrita, dedicó un poema recordatorio llamado “Penumbras”, donde exhorta a los sanluiseños a recordar a Juan Crisóstomo Lafinur.

En la actividad, se inauguró una muestra de más de 40 poemas de autores provinciales, nacionales e internacionales dedicados a la figura de Lafinur, y una selección de 15 poemas para San Luis de autores destacados, como Jesús Liberato Tobares.Fueron más de 60 poemas que son parte de los más de 4.500 que alberga el Museo en sus archivos.

Asimismo, en el homenaje se exhibieron los discursos en papel de personalidades como el gobernador de la Provincia, Alberto Rodríguez Saá; el senador nacional, Adolfo Rodríguez Saá; Carlos Abihaggle, embajador de Argentina en Chile en 2007, y del director del Cementerio General de Santiago de Chile en 2007, Julio Guevara del Valle, que describen el motivo de la repatriación de los restos de Juan Crisóstomo Lafinur.

De la conmemoración participaron el intendente de El Trapiche, Marcelo Páez Logioia; la jefa de Difusión del Libro, Johana Ojeda; legisladores y vecinos.

En el cierre se visualizó una proyección audiovisual que representó la vida y obra de Lafinur relatada en primera persona.Luego, el grupo folclórico ADN, el Ballet “Nuestra Señora del Carmen” de La Carolina y el Ballet “Agitando Sierras” de El Trapiche realizaron un espectáculo artístico.

Ballet de El Trapiche "Agitando Sierras".

Ballet de El Trapiche “Agitando Sierras”.

 

Nota: Cinthia Agüero Patafio.

Fotos: Luciano Grangetto.

Video: Juan Moyano.