En el marco de la Emergencia Pública Ambiental que presenta la zona de la Cuenca del Morro y de las acciones que desarrolla el Gobierno de San Luis en pos de mitigar sus efectos, el cuerpo de guardaparques provinciales entregará semillas y arbustos nativos para ayudar en la forestación. Ya inició la producción de caldenes y, en los próximos días, se procederá con algarrobos, manzanos de campo y molles.

El cuerpo de guardaparques provinciales entregará semillas y arbustos nativos para ayudar en la forestación.

El cuerpo de guardaparques provinciales entregará semillas y arbustos nativos para ayudar en la forestación.

Cuando todos los actores sociales se comprometen ante una problemática, aportando su experiencia y capacidad de trabajo en pos de su solución, las posibilidades de alcanzar resultados positivos se incrementan. Esto es lo que sucede en la Cuenca del Morro con la Emergencia Pública Ambiental y la preocupación expresada por las diferentes instituciones.

En este marco, el cuerpo de guardaparques provinciales, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción, entregará semillas y arbustos nativos para forestar el área de influencia de la Cuenca.

“Habitualmente se recolectan semillas y se realizan plantines para los proyectos de conservación y recuperación en las Áreas Naturales Protegidas. Pero ante la emergencia y la necesidad de ejecutar acciones concretas en la Cuenca del Morro, los guardaparques sumarán su experiencia y trabajo”, aseguró el jefe del Área Conservación de Áreas Naturales Protegidas, Darío Szklarek.

Los guardaparques ya empezaron con la recolección de semillas de caldén y la entrega de 16 kilos que serán germinadas por personal del Plan de Inclusión Social en el vivero del Proyecto Paulownia, perteneciente al Programa Forestal y Frituhortícola. En los próximos días llegarán semillas de algarrobo, manzano de campo y molle, mientras que, en una última etapa, se incorporarán pejes, cocos y tuscas.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.

Corrección: Berenice Tello.