El 24 de junio se celebra el Día Nacional del Automovilismo Deportivo en conmemoración al nacimiento del quíntuple campeón mundial, Juan Manuel Fangio. El homenaje al “Chueco” en esta efeméride deportiva, contiene una risueña anécdota protagonizada por Michael Schumacher.

a

Juan Manuel Fangio, a 105 años de su nacimiento.

Juan Manuel Fangio nació el 24 de junio de 1911. Fue campeón desde la cuna porque un año antes y el  mismo día, se fundaba en Italia la compañía ALFA (Anónima Lombarda Fábbrica Automóbili), luego conocida como Alfa Romeo. Unirían sus destinos para recorrer juntos los primeros pasos de la nueva categoría llamada Fórmula 1 en 1950. Alfa Romeo nació para ser campeón de la F1 y Fangio también, ambos no lo sabían pero estaban predestinados desde que vinieron al mundo.

A bordo de la “Alfetta” 158 fue subcampeón mundial en la primera temporada donde su compañero de equipo Giuseppe Farina se llevó el título. Al año siguiente, Fangio ganaría el campeonato junto a Alfa Romeo. Sería el último para la fábrica lombarda pero no para el “Chueco” que repetiría del ’54 al ’57 en forma consecutiva ya sea sentado sobre un Maseratti, Ferrari o las legendarias “Flecha de Plata” de Mercedez Benz.

Antes fue campeón de Turismo Carretera conduciendo un Chevrolet en los inicios de la categoría en 1940 donde nuestro Rosendo Hernández  fue 3° en el certamen.  En1941 lo consiguió nuevamente, dándole los primeros títulos al “Chivo”. También manejó un Ford pero sin conseguir triunfos en el TC. Dicho privilegio estaba reservado para los hermanos Gálvez (Juan y Oscar) que reinaron por más de una década alternándose los triunfos. Nacía una rivalidad de marcas, de pilotos en pista pero fuera de ella, amigos incondicionales.

a

Fangio y Rosendo Hernández, en los tiempos del “Chueco” en el Turismo Carretera.

Fangio sobrevivió a la tragedia de Le Mans del ‘55, pasando a través del infierno que desataron Levegh (Mercedes) y Macklin (Austin Healey) que finalizó con el retiro de Mercedes por la muerte de su piloto y otras 82 personas. De no haber sucedido, quizás hubiéramos sumado un galardón más a su rico palmarés.

Volvió a esquivar a la muerte, en el 58’ cuando lo secuestraron en Cuba en ocasión del Gran Premio de La Habana: “Yo pude estar en ese accidente, así que se puede decir que me salvaron la vida”, diría Fangio acerca de la fallida carrera que duró 5 vueltas y que causó la muerte de 6 espectadores. En La Habana eran tiempos de la revolución castrista contra el régimen de Fulgencio Batista.

Después se hizo estatua, autódromo y museo en su Balcarce natal y siguió siendo el mejor de todos los tiempos aún después de la aparición de los  Senna, Prost, Vettel o Hamilton. Sólo Michael Schumacher lo superó con 7 títulos y 5 de ellos en forma consecutiva.

A propósito de “Schumi” , el alemán manejaba su auto a alta velocidad  por una autopista europea que provocó su detención en el camino por parte de una patrulla y su posterior multa. “Eso te pasa por hacerte el ‘Fangio’”,  le dijo su esposa enojada por el papelón. Lo contó el alemán para dejar bien en claro quien fue y es el mejor de todos.

a

Fangio en Le Mans ’55, salió ileso de la trágedia más grande del automovilismo deportivo.

Nota y contenidista: Adolfo González.

Fotos: Web./ El Diario de la República.

Video: Youtube

Edición: Martín Micali.