Unos 120 alumnos del secundario se hicieron presentes en el salón de actos de la institución educativa para conocer la historia de vida del ex jugador del básquet que hace dos meses recibió un trasplante de riñón, cuyo donante fue su propia hija. Bolling habló sobre la importancia de concientizar a los jóvenes en la donación de órganos.

Elnes Bolling compartió su experiencia con los alumnos de la escuela Puertas del Sol.

Elnes Bolling compartió su experiencia con los alumnos de la Escuela “Puertas del Sol”.

“Me dialicé 8 años; mis riñones no filtraban, se me hinchaban los pies, las manos, perdí el gusto, el olfato para las comidas y comencé con muchas dolencias”, relataba Elnes Bolling ante el centenar de adolescentes que se sorprendieron con lo que escuchaban. “Mi hija tenía 12 años cuando me dijo: ‘Papá, yo te dono un riñón…’. Y mantuvo esa idea hasta los 21 años que pudo donarme”, contó Bolling.

Los años previos a la intervención marcaron a la familia del basquetbolista, tal es así que la hija de Elnes, Joana, tomó la decisión de muy joven, y tal vez la explicación la tenga su propio padre. “Cuando salía de diálisis ella me veía que no estaba bien, la diálisis te drena la sangre, quedaba todo el día tirado en la cama no tenía fuerzas para levantarme, como lo hago ahora que estoy trasplantado desde hace dos meses”.

A medida que Bolling relataba como su salud se fue deteriorando hasta llegar a la operación que le devolvió la calidad de vida, lo chicos de la escuela Puertas del Sol, más se enganchaban con la historia, “mi hija esta perfecta, recuperándose para volver a jugar en la selección en su club en Buenos Aires” les comentaba Elnes. “Donar los órganos es algo que crea un vínculo muy fuerte entre las dos partes, vínculo que dura toda la vida”, les aseguró.

“Yo hoy por hoy puedo decir que le di la vida a mi hija, y ella me la dio a mí. Yo siempre le digo que es mi ángel de la guarda, porque puedo vivir mejor gracias a ella” dijo un padre emocionado, quien además les dejó un mensaje a los alumnos: “Hay que tomar conciencia de lo importante que es la donación; averigüen de qué se trata y después tomen la decisión de donar. No hay que esperar hasta necesitar que alguien les done, eso se llama tomar conciencia de lo que es la vida en sí”.

“Es cierto que son jóvenes y no piensan en que pueden llegar a morir, pero hoy lamentablemente muchos jóvenes mueren a diario por distintas razones, y es un dolor muy grande que causa a nuestros seres queridos. Al donar, saber que ese órgano sigue vivo y dio vida, parte de esa persona sigue viva. Por eso pensemos en las personas que están al lado nuestro. Mi experiencia después de tantos años me dice eso”, concluyó Elnes Bolling ante los aplausos de los adolescentes que, luego de la charla, aprovecharon para intercambiar preguntas con los profesionales de CUCAI San Luis, que junto a la Secretaría de Deportes, organizaron este momento especial.

 

Nota y foto: Secretaría de Deportes.

Corrección: Mariano Pennisi.

Contenidista: Jorge Gallego.