El Ente de Control de Rutas dependiente del Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura colocó más de mil tachas reflectivas, con el objetivo de aumentar la seguridad en las carreteras de la provincia y a los efectos de mejorar la demarcación horizontal optimizando la visibilidad y delimitación de la calzada.

Se colocaron tachas reflectivas sobre las rutas provinciales 20 y 9.

Se colocaron tachas reflectivas sobre las rutas provinciales 20 y 9.

El director del Ente Provincial, Nicolás Anzulovich, explicó que las tachas reflectivas u ojos de gato, son marcadores retroreflectivos que han sido desarrollados para delinear de manera efectiva la ruta en condiciones de baja visibilidad o de noche. Han sido creadas para ser detectadas fácilmente a la vista de los conductores, inclusive en condiciones lluviosas. Está comprobado que reduce los índices de accidentes en las carreteras de manera considerable, y hoy por hoy se considera un elemento de uso primario en señalización vial. Además tienen una superficie retroreflectiva que refleja la luz de las luces de los autos, haciéndolas visibles a los conductores en la oscuridad.

Los trabajos se realizaron sobre Ruta Provincial Nº 20 y Ruta Provincial Nº 9  durante la semana pasada y continuarán en los próximos días. Se busca la adecuada señalización obteniendo mayor visibilidad al conducir. “Es importante también la observación en ruta de la señalización vertical, en la cual se está trabajando muy fuerte, principalmente cuando se aproximan curvas, accesos o cruces de caminos. De esta forma, se apela a la responsabilidad y concientización en la disminución de velocidad para los conductores”, manifestó el jefe de Subprograma Fiscalización y Señalización Vial, Juan Pablo Suárez.

“La colocación de tachas reflectivas significó una importante inversión y continuará su colocación en todas las rutas nacionales y provinciales a cargo del Ente de Control de Rutas”, señaló Anzulovich.

Nota y foto: Prensa Ente Control de Rutas.