Esta propuesta, pensada para fomentar la cultura del ahorro en los estudiantes, transita su sexto año ininterrumpido en vigencia. Los alumnos, al concluir la escuela, reciben 1200 dólares.

El Ministerio de Educación distribuirá las estampillas en agosto.

El Ministerio de Educación distribuirá las estampillas en agosto.

Los jóvenes que cursan su escolaridad en la provincia tienen un buen motivo para seguir con firmeza la senda del estudio. Es que el Gobierno de San Luis premia el esfuerzo con las estampillas escolares “Ahorro para Mi Futuro”, que este año serán entregadas en agosto.

La jefa del Programa Justicia, Universalidad, Necesidades, Talentos, Oportunidades y Solidaridad, Carolina Del Valle Sosa, dijo que el mencionado mes, equipos del Ministerio de Educación visitarán todos los establecimientos para distribuir las piezas filatélicas.

“Esta iniciativa está garantizada por ley y fue impulsada por el gobernador Alberto Rodríguez Saá en el año 2011. Son beneficiarios todos los alumnos de primario y secundario, de modalidad presencial, que promocionan al grado inmediato superior en establecimientos educativos en territorio provincial”, detalló.

Sosa recordó que esta iniciativa nació con el fin de promover la filatelia y la cultura del ahorro y que les permite a los chicos tener recursos para el viaje de fin de curso, la fiesta de egresados o continuar sus estudios.

“Todos los alumnos de la provincia que se encuentran cursando el último año del nivel secundario y no adeudan materias de años anteriores, pueden canjear las estampillas que guardan a lo largo de su escolaridad, por una suma equivalente a U$S1.200”, explicó. Sobre la fecha de canje manifestó que está previsto realizarse en noviembre.

También, señaló que la excepción a la norma sólo es posible en casos de incapacidad total y permanente o enfermedad de extrema gravedad del alumno, de sus padres o hermanos; previa presentación de informes médicos, que acrediten esta situación.

Acerca del control de los procedimientos, detalló: “El Ministerio de Educación informa cada año a un registro informatizado quiénes poseen estampillas. Esto implica los datos personales de cada alumno promocionado al grado o año inmediato superior y de los que estén cursando el último año del nivel secundario. Asimismo aporta datos personales de sus representantes legales”.

Por último, la funcionaria se refirió a rumores que señalaban  que el programa se discontinuará y enfatizó: “Los chicos y los papás de toda la provincia deben tener total tranquilidad, esta es una política establecida por ley y está garantizada su continuidad”.

 

 

Nota: Darío Calderón – Prensa Ministerio de Educación.

Foto: ANSL.

Corrección: Mariano Pennisi.

Contenidista: Pablo Lucero.