La intendenta de Villa de la Quebrada, Stella Lobos, informó que son 280 las personas que trabajan en los diversos operativos dispuestos desde el municipio. Se realizan controles bromatológicos y comerciales como así también capacitaciones.

La intendenta de la localidad, Stella Lobos

La intendenta de la localidad, Stella Lobos.

“Desde el municipio tenemos la obligación de contener a los promesantes y también a los que vienen con la necesidad de trabajar, por eso trabajamos todo el año tratando de corregir los errores que podamos llegar a tener”, expresó Lobos durante una entrevista concedida a ANSL.

“Es nuestra responsabilidad brindar servicios óptimos por eso durante mis cinco años de gestión hemos hecho hincapié en que la calidad de vida de quienes asistan a la localidad, mientras dure su permanencia, sea placentera”, agregó la jefa comunal.

En el edificio municipal, la afluencia de comerciantes es incesante. “Si caminan por las calles verán que ya no hay lugar para la instalación de puestos y debido a esto, y porque no queremos llegar a la clausura, es que nos comunicamos con tiempo con los comerciantes para que pasen por el municipio y se interioricen sobre las ordenanzas vigentes”, manifestó la intendenta.

Lobos explicó que este año desde el municipio se realiza un trabajo de concientización y prevención: “Principalmente en lo que a instalación y funcionamiento de parques de diversiones y peñas se refiere”, dijo.

Además, desde el Área de Bromatología se realizan capacitaciones. “En este sentido los controles son estrictos, por eso capacitamos al personal, a los vecinos y a los comerciantes a fin de que por desconocimiento no cometan errores”, indicó.

Se realizan controles de comercio y bromatología

Se realizan controles de comercio y bromatología.

Nota: Mariela Arrieta.

Fotos: Malvina Urquiza.

Video: Guillermo Ramón.

Edición: Fernando Testi.

Corrección: Mariano Pennisi.