En esta edición, los honores que se rinden al Cristo de la Quebrada se enmarcan en las actividades del Jubileo de la Misericordia, mediante el cual la grey católica celebra, desde el 8 de diciembre de 2015 hasta el 20 de noviembre de 2016, el quincuagésimo aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II, uno de los hechos contemporáneos más destacados del colectivo católico.

En el Año del Jubileo de la Misericordia, los feligreses asisten a la festividad del Cristo de la Quebrada.

En el Año del Jubileo de la Misericordia, los feligreses asistirán a las tradicionales misas en el marco de la festividad del Cristo de la Quebrada.

Así lo hizo notar el sacerdote César Preve, párroco de Villa de la Quebrada, quien además aclamó que “nuevamente y por gracia de Dios, el don de la fe se hace presente en miles de devotos del Santo Cristo de la Quebrada, quienes comenzaron la celebración el domingo 24 de abril con la novena, y que desde entonces acuden constantemente a la localidad, donde nos preparamos para este sábado, con la noche del peregrino”.
Las misas se oficiarán en los horarios de 11:00, 15:00, 17:00, 19:00 y 21:00, con valor de precepto dominical, mientras que el domingo 1º de mayo los oficios se harán a las 7:00, 9:00 y 11:00 de la mañana, y por la tarde a las 15:00, 17:00, 19:00 y 21:00. La Santa Misa de las 11:00 será presidida por nuestro obispo diocesano, monseñor Pedro Daniel Martínez, que cuenta con la facultad de conceder la indulgencia plenaria en el Jubileo de la Misericordia para todos los hijos de Dios, tras lo cual se realizará una evangelización centrada en el trabajo, que nos da la gracia de realizarnos en este mundo, orando para que tenga valor de redención y de santificación en la comunión de los santos para también ayudar al prójimo”.
Los mismos horarios de misas están previstos para el 2 de mayo, mientras que el martes 3 de mayo, para las festividades centrales, los oficios se celebrarán a las 7:00, 9:00 y 11:00 de la mañana y por la tarde a las 19:00 y 21:00. Ese martes se hará la tradicional procesión, a las 16:00, la cual también será presidida por nuestro obispo”.
El religioso destacó que “el mensaje que siempre transmitimos tiene como fin renovar toda confianza en el hijo de Dios, que ha tenido la predilección de quedarse en este bendito crucifijo, hallado en 1847 por un hachero, y que ha sido fuente de bendición no sólo de los sanluiseños, sino de peregrinos de toda la Argentina y de otros países, que siempre han recibido de Cristo lo que ellos necesitaban, con plena confianza en la misericordia de Dios”.

Nota: Alfredo Salinas.

Foto: Malvina Urquiza.

Corrección y contenidista: Mariano Pennisi.