Hoy por la mañana se realizó en la localidad de Beazley el lanzamiento de la iniciativa Huertas Inclusiva para los beneficiarios de Inclusión Social. El mismo se llevó a cabo con la presencia de la ministra de Desarrollo Social, Alida García Peanú; el intendente de Beazley, Aníbal González; la jefa del Programa Inclusión Social, Karina Naranjo; representantes del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA); el coordinador de Pro Huerta en San Luis, Sergio Scazzariello; y el jefe de Agencia de Extensión San Luis, Matías Centeno.

Se realizó el lanzamiento de la iniciativa Huertas Inclusiva para los beneficiarios de Inclusión Social.

Se realizó el lanzamiento de la iniciativa Huertas Inclusiva para los beneficiarios de Inclusión Social.

La bienvenida a los beneficiarios de Inclusión estuvo a cargo de la ministra de Desarrollo Social, quien manifestó su optimismo al lanzar este taller de capacitación en dicha localidad, el cual cuenta con más de 100 beneficiarios del Plan de Inclusión. Asimismo, García Peanú expresó: “El motivo de este curso de huertas, surge de que el Plan de Inclusión ha dado un giro a nivel provincial, por el cual los beneficiarios deben realizar talleres de capacitación y debido a que en esta localidad no hay escuelas técnicas, como en otras que ya han iniciado las capacitaciones, se decidió armar un proyecto junto al INTA, para que puedan instruirse en desarrollo y gestión de huertas; lo que les permitirá generar alimentos naturales y sanos para el autoconsumo, como también lograr capacitarse en un área que los conduzca a una inserción laboral, ya que podrán vender sus excedentes y producciones”.

También agregó: “Agradezco al intendente de Beazley que colaboró con el espacio físico donde se dictará la capacitación y, además, cedió un terreno donde podrán realizar las prácticas, poniendo en marcha una huerta demostrativa, de la mano de los técnicos del INTA”.

Sergio Scazzariello, en el marco de la inauguración del taller, hizo una breve introducción de lo que es el programa de Pro Huerta del INTA, comentó la experiencia que han tenido con otros beneficiarios en distintas localidades y explicó: “La realización de huertas es algo contagioso, si a un vecino le va bien con su huertita, esto contagia a otros y luego se puede expandir ya que no sólo consumen lo que se cosecha, sino también logran producir para comercializar su excedente. Con ello se pasa a la etapa del valor agregado, que es el desarrollo de la producción para su venta”.

Asimismo, agregó que la producción de la huerta en los hogares tiene como núcleo protagonista a la mujer, por su desempeño en su realización y que con ello la “huerta une a la familia”.

Finalmente se dio inicio a las actividades teóricas-prácticas que estarán a cargo de los profesionales técnicos del INTA, para introducir a los cursantes en las distintas pautas que llevarán a cabo a lo largo del proyecto.

Cabe destacar que el lunes también comenzaron las capacitaciones en Huertas Inclusivas para beneficiarios del Plan en la localidad de Unión.

 

Nota y fotos: Enid García Peanú – Prensa Ministerio de Desarrollo Social.

Corrección: Mariano Pennisi.

Contenidista: Pablo Lucero.