El titular de la cartera de Medio Ambiente, Campo y Producción explicó este jueves en la Legislatura provincial los detalles de la propuesta que busca darle curso a acciones de mitigación y detención de los procesos de erosión, agotamiento, degradación y desbalances hídricos en la Cuenca del Morro. Participaron del encuentro el vicegobernador provincial y presidente de la Cámara de Senadores, Carlos Ponce, y los funcionarios que integran dicho espacio del Ejecutivo.

La propuesta busca darle curso a acciones de mitigación y detención de los procesos de erosión, agotamiento, degradación y desbalances hídricos en la Cuenca del Morro.

La propuesta busca darle curso a acciones de mitigación y detención de los procesos de erosión, agotamiento, degradación y desbalances hídricos en la Cuenca del Morro.

Avanzan las acciones para impulsar la sanción de la Ley de Emergencia Ambiental en la zona de la Cuenca del Morro. En este sentido, el jefe de la cartera medioambiental, Cristian Moleker, presentó ante el Senado provincial las características del proyecto que pretende lograr el balance hídrico en el lugar y sus áreas de influencia.

La reunión tuvo lugar este jueves, entre las 10:00 y las 11:30, en la Legislatura de San Luis. Participaron del encuentro el vicegobernador y presidente de la Cámara de Senadores, Carlos Ponce, y los senadores provinciales que integran dicho espacio político.

Durante la presentación, Moleker explicó que este proyecto busca darle curso a acciones de mitigación y detención de los procesos de erosión, agotamiento, degradación y desbalances hídricos en la Cuenca del Morro. De ser aprobada la Ley de Emergencia Ambiental, el Ministerio se convertirá en su autoridad de aplicación.

“Le pedimos al ministro que nos explicara e ilustrara los detalles de este proyecto. Es algo muy preocupante para todos los productores de Villa Mercedes y la zona de influencia”, expresó Sergio Freixes, senador por el departamento Dupuy, y presidente de la Comisión de Recursos Naturales, Ganadería y Agricultura, encargada de trabajar y evaluar la normativa propuesta. “Estamos muy agradecidos por la visita y la presentación que realizó Moleker”, manifestó el funcionario.

Al cierre del encuentro, el ministro dialogó con la prensa y explicó el problema que acontece en la zona de la Cuenca: “La situación actual es un desbalance hídrico muy marcado, que genera nuevos cursos de agua. A lo largo de 10 años (se hizo una medición entre 2006 y 2016) se determinaron 344 kilómetros más de río en el lugar, lo que significa la apertura de nuevas cárcavas que producen -en primer lugar- un gran inconveniente en las comunicaciones y, por otro lado, la presencia de grandes aluviones de sedimentación en la zona de la cuenca baja”.

Con respecto a la existencia de la Ley de Emergencia Ambiental, destacó: “Que salga una normativa de estas características colabora mucho para que todos entendamos que es una problemática de extrema gravedad, con riesgos importantísimos para toda la región. Por otro lado, tenemos un conjunto de leyes que nos permiten actuar sobre el territorio, poniendo por arriba de la prevención el derecho a un ambiente sano”.

Seguidamente señaló que son dos las principales causas del desbalance hídrico en la Cuenca: “Por un lado, aumento en las precipitaciones que radican en el cambio climático y, por otro, la modificación en el uso del suelo. Hay menos presencia de vegetación, lo que genera menor absorción del agua subterránea”. Con respecto a este último, indicó que el Gobierno trabajará en un plan de cobertura vegetal con el objetivo de lograr mayor absorción de agua y equilibrar la Cuenca en términos hídricos.

Finalmente aclaró que la emergencia ambiental está solicitada por cinco años y que se trata de un proyecto a largo plazo. “Acá no hay soluciones mágicas. Tenemos que trabajar todos unidos para lograr estabilizar la zona. Una vez que cumplamos este objetivo, estaríamos en condiciones de hacer obras hídricas para encauzar el exceso del agua”, señaló.

Sobre el Proyecto de Ley

La normativa para declarar la Emergencia Ambiental en la Cuenca del Morro tiene su fundamentación en numerosas evaluaciones técnicas sobre el origen y evolución de los problemas existentes en los sistemas hidrográficos de la zona y áreas de alcance. Estos estudios advierten la existencia de procesos erosivos y excesos hídricos con valores de erodabilidad (vulnerabilidad del suelo ante procesos de erosión) medio a alto que denotan una emergencia ambiental.

La normativa propuesta encuentra base también en el artículo 41 de la Constitución Nacional, el cual consigna que: “Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo. El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer, según lo establezca la ley. Las autoridades proveerán a la protección de este derecho, a la utilización racional de los recursos naturales, a la preservación del patrimonio natural y cultural y de la diversidad biológica, y a la información y educación ambiental”.

Asimismo, la Ley Provincial de Protección y Conservación de Suelos declaró de interés público, en todo el territorio de la provincia, la protección y conservación de los suelos ubicados en áreas rurales.

En base a todo lo mencionado, la Cuenca del Morro fue determinada como área de suelo deteriorado por la erosión que, sumadas al cambio de uso de la tierra, las implicancias del cambio climático y el desmonte de bosques nativos, requiere de una acción inmediata.

En caso de aprobarse la Emergencia Pública Ambiental en la superficie de la Cuenca del Morro y su área de influencia, la misma se extenderá por los próximos cinco años. La Ley establecerá un exhaustivo control respecto a todo tipo de cultivo que se desarrolle en los predios comprendidos en la zona, tendiente a evitar la producción de desbalances hidrológicos o de flujos de agua y procesos de erosión del suelo.

Además, si la Ley de Emergencia es aprobada, el Estado provincial quedará facultado para proponer medidas estratégicas de prevención, mitigación y cuidado dentro de la Ley de Bosques Nativos de la Provincia de San Luis, la cual establece tres categorías de conservación de los bosques nativos: Categoría I Rojo; Categoría II Amarillo; Categoría III Verde.

Finalmente, la normativa propuesta establece que aquellos productores comprendidos en la Cuenca del Morro y sus zonas de alcance deberán forestar o reforestar sus predios hasta cubrir el 5% del total de la superficie.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.

Corrección: Mariano Pennisi.

Contenidista: Pablo Lucero.