San Luis Agua, a través de la gerencia operativa, continúa con los trabajos de optimización de las líneas de conducción de agua cruda distribuidas a lo largo de toda la provincia. 

Comienzo del acueducto Río Grande - Los Puquios

Comienzo del acueducto Río Grande – Los Puquios.

En esta semana, algunas acciones de monitoreo y control se centraron en el acueducto Parque Industrial Norte y Sur, el que arroja una importante merma en los índices de reclamo, mientras que en el acueducto Río Grande –  Los Puquios, el servicio es normal, con una erogación promedio de 1.000 l/s, junto a los caudales que además entrega el acueducto La Florida para suministrar a plantas potabilizadoras. Un similar reporte de normal funcionamiento posee las líneas Monigote y Potrero de Los Funes, los cuales son objeto de control semanal.

El acueducto Río Grande – Los Puquios posee una longitud total de 29.983 m y un caudal de 1.800 l/s. Alcanza una superficie de influencia de 1.500 ha y sus aguas son destinadas al uso humano, ganadero y riego. Sobre el acueducto Potrero de los Funes: su uso es humano y recreativo, posee una extensión de 4.295 m y un caudal de 300 l/s.

La sociedad estatal proseguirá el resto de semana con las tareas de acondicionamiento, inspecciones y mejoras implementadas en toda la extensión de la red de acueductos que actualmente alcanza los 3.473 kilómetros de longitud.

 

Nota y foto: Prensa San Luis Agua.

Corrección: Berenice Tello.