En el Día Mundial de la Poesía, tres poetas de San Luis reflexionan acerca de las posibilidades y alcances de un modo expresivo que se remonta a los inicios de la humanidad.

César Rosales estudió los orígenes mágicos de la poesía.

César Rosales estudió los orígenes mágicos de la poesía.

En su libro “Los orígenes mágicos de la poesía”, César Rosales señala que para los antiguos el poetizar y profetizar eran facultades inseparables en la persona dotada con el don supremo de la palabra. Aunque esa idea ha cambiado bastante en la actualidad, algunos gestos se mantienen: el afán renovador (o trascendente) y el dolor permanente en el costado que tiene un poeta.

Raúl González Tuñón lo describió: “El poeta es un hombre/ al que a veces agobian la incomprensión, el barro/ el alquiler, la luna”.

Cada año, el 21 de marzo, la UNESCO celebra el Día Mundial de la Poesía e invita a reflexionar sobre el poder del lenguaje poético y el florecimiento de las capacidades creadoras de cada persona. Tres poetas de San Luis aportan sus ideas y vivencias.

Para Liliana Mainardi la poesía posee sabiduría ancestral y existe para salvarnos. “La poesía me circunda desde siempre, pero aprendí a oírla a partir de los 28 años”, cuenta.

Diferencias ente el lenguaje poético y la prosa

Juan Ponce de León, radicado en Anchorena, postula contrastes.Poesía no es sólo escribir en verso. La llave es el lenguaje. Mientras la prosa está predestinada a narrar, a contar. El poema sugiere, te enseña las piernas… juega a las escondidas con el lector, y el lector lo sabe. Se buscan. Se encuentran y entonces podría decirte que en ese instante desaparece para siempre el escritor y nos queda ese encuentro íntimo entre los versos y el que lee”, explica.

En cambio, a Viviana Bonfiglioli le cuesta establecer límites.Depende del autor y del texto. He leído cuentos de ciencia ficción donde encontré poesía en estado puro, así como alguna vez me encontré con un cuento en un poema”, señala.

Ponce de León, Bonfiglioli y Mainardi reflexionan acerca de las posibilidades y alcances de un modo expresivo que se remonta a los inicios de la humanidad.

Ponce de León, Bonfiglioli y Mainardi reflexionan acerca de las posibilidades y alcances de un modo expresivo que se remonta a los inicios de la humanidad.

Utilidad de la poesía

“Creo que tiene muchas utilidades. La principal es la misma que la de toda forma de literatura: que el lector encuentre un universo allí, un universo que nos abrume, vacíe y vuelva a llenarnos. Pero también me gusta pensar que puede acercarnos al conocimiento. Podemos conocer a la mujer mediante la biología, la psicología, la sociología, pero también gracias a la poesía… Aunque ¿podemos conocer a la mujer?”, bromea Ponce de León.

Para Mainardi, quien reside en Cortaderas, “palpar la poesía nos hace más efímeros”. Sobre la utilidad de la poesía, Viviana sentencia: “Develar lo que nombra”.

Motivar a los jóvenes

A los tres poetas se les consulta sobre cómo creen que los profesores podrían motivar a los jóvenes para visualizar imágenes poéticas, cultivar la atención y afinar la percepción subjetiva. Todos coinciden en la necesidad de compartir poemas en las aulas y en las calles.

No estamos acostumbrados a leer poesía. Creo que la mejor manera de motivar es esa: ‘Tomá nene, leé”. La poesía no necesita de explicaciones. Es un terremoto que cada uno de nosotros puede iniciar de manera diferente simplemente pasando páginas. Es bueno cuando los profesores nos acercan poesía contemporánea, poesía de acá a la vuelta. Pienso en Juan Gelman, por ejemplo”, expresa Ponce de León.

“Aquí en Merlo hemos trabajado con los colegios y ha sido una experiencia muy enriquecedora para todos”, agrega Mainardi.

Bonfiglioli apunta que la clave está en el diálogo.Preguntándole a cada uno de los alumnos cómo les va con sus propias vidas. Y luego recuperar ese dolor o alegría, o vacío; y con las mismas palabras que utilizaron, pedirle a cada uno que empiece su propio poema”, sostiene.

Renovación poética

A los poetas también se les pregunta si consideran que la poesía de San Luis está viviendo una etapa de renovación. “La poesía está en mucha gente como un germen, como una deliciosa epidemia; algunos la denuncian en sus poemarios, otros van a talleres literarios, otros la ahogan con las rutinas del trabajo o del tabaco o del alcohol. Pero creo que la poesía ya ha contaminado a muchos”, dice Viviana.

“En general se renueva constantemente, sino no podría subsistir. Más ahora que hay pocos lectores de poemas. Se escribe mucho y se lee poco, algo pasa. La poesía tiene que salir a la calle, renovarse desde allí”, considera Ponce de León.

En “Cartas para un aprendiz”, la poeta “Beba” Di Genaro registró los consejos de Antonio Esteban Agüero para quienes se arrimen al verso.

En “Cartas para un aprendiz”, la poeta “Beba” Di Genaro registró los consejos de Antonio Esteban Agüero para quienes se arrimen al verso.

El oficio del poeta

Al describir la vocación por la palabra poética, Juan opta por una frase de Federico García Lorca: “El poeta no pide benevolencia, sino atención”.

“Porque el hombre que escribe poesía intenta transmitir ‘algo’, ‘una cosa’, ‘un sentimiento’, lo que sea. No estira la mano para la moneda. Estira la mano para el saludo, para compartir -por qué no entre mate y mate- las cosas de todos los días, aprovechando un lenguaje que pareciera ser más rico y ancho”, aclara.

Viviana elige dos definiciones. “Los verdaderos poetas son videntes”, de Radindranath Tagore. “Todos empezamos por ser escritores geniales. Luego volvemos a la cordura.”, de Borges. “La poesía es un camino de vuelta a la mirada inocente, que desabriga de convenciones al mundo”, opina la escritora que tiene un taller literario en la ciudad capital.

En “Cartas para un aprendiz”, la poeta “Beba” Di Genaro registró un consejo de Antonio Esteban Agüero para quienes se arrimen al verso: “Lea mucho, lea siempre, especialmente los clásicos… recuerde que tiene una responsabilidad… escriba… rompa… guarde…”.

Y una recomendación para grabar a fuego: “Prosiga cantándole a la libertad, a la Santa Libertad… aquella que de rodillas deberíamos rezar con la unción del Padrenuestro: `Danos Señor, así como el pan, la libertad de cada día´”.

 

Día Mundial de la Poesía

 

Nota: Matías Gómez.

Fotos: Archivo ANSL.

Corrección: Berenice Tello.