Durante el segundo mes de 2016 se producirán varias conjunciones planetarias y lunares; muchas se podrán apreciar a simple vista. También habrá Luna nueva y además estará en cuarto creciente, este fenómeno se dará en el mejor momento para su observación con telescopios y binoculares. En esta nota, toda la información para conocer más sobre cada uno de ellos y aprender sobre esta fascinante ciencia.

El cielo de San Luis, con una alineación de los planetas Mercurio, Venus y Júpiter, ocurrida en el 2013.

El cielo de San Luis, con una alineación de los planetas Mercurio, Venus y Júpiter, ocurrida en el 2013.

Comienza un nuevo mes y desde el Parque Astronómico La Punta (PALP) se dan a conocer los fenómenos que se producirán en el cielo, para que todos los sanluiseños y aficionados puedan apreciarlos y conocer más sobre cada uno de ellos. “Durante febrero se darán varias conjunciones planetarias y lunares, lo cual facilitará el reconocimiento de estos astros para quienes quieran aprender a observar el cielo”, informaron desde el PALP.

Se llama “conjunción” a la proximidad aparente entre dos astros. “Se dice que la conjunción ocurre cuando ambos astros tienen la misma longitud celeste (desde nuestro planeta, se los ve más ‘juntos’ en el cielo)”, explicaron los astrónomos de la Universidad de La Punta.

Las órbitas de los planetas alrededor del Sol se encuentran todas muy próximas a un mismo plano, el cual conocemos como eclíptica. Como resultado de esto, desde nuestro punto de vista en la Tierra, podemos ver a los planetas siempre cercanos a una misma línea imaginaria.

En este sentido, los especialistas informaron: “Hasta el 20 de febrero, esta línea imaginaria será fácilmente reconocible ya que podremos ver ‘a ojo desnudo’ a Júpiter, Marte, Saturno, Venus y Mercurio”. Y añadieron: “La Luna irá acercándose a las posiciones relativas de estos planetas y producirá conjunciones a lo largo del mes. De esta manera, facilitará identificar qué planeta estamos viendo”.

Los fenómenos astronómicos del mes

3 de febrero: durante la madrugada, la Luna se apreciará a menos de 4 grados de separación de Saturno.

6 de febrero: la Luna, Mercurio y Venus formarán un triángulo relativamente cerrado justo antes de la salida del Sol. Sin embargo, debido a la fase lunar (menguante, casi Luna nueva) este astro será difícil de observar, con sólo el 6% de su superficie iluminada.

8 de febrero: se producirá una Luna nueva, ocasión excelente para observar objetos de espacio profundo, típicos del cielo de verano.

12 de febrero: antes de la salida del Sol podremos ver a Mercurio y Venus formando un par cerrado de no más de 4 grados de separación en el horizonte hacia el este.

15 de febrero: con la Luna en cuarto creciente, se dará el mejor momento para su observación con telescopios y binoculares, ya que la sombra proyectada de los cráteres lunares sobre su superficie será fácilmente apreciable. Esa noche y la madrugada del 16 de febrero, la Luna proveerá una excelente oportunidad para la fotografía, ya que su posición coincidirá con la de la estrella Aldebarán (Alfa Tauro, una gigante roja en esa constelación). Ambos astros estarán separados por menos de medio grado de distancia en el cielo. Sin dudas será una vista interesante.

23 de febrero: se producirá la conjunción más fácil de ver: la Luna y Júpiter se aproximarán a menos de 2 grados durante la noche.

Finalmente, la última conjunción del mes se dará entre la Luna y Marte. Relativamente fácil de observar, ambos astros estarán separados por menos de 4 grados en el cielo y se podrán ver a partir de la 1:00.

Nota: Prensa ULP.

Foto / Crédito: Eric González.

Corrección: Mariano Pennisi.

Contenidista: Marina Menseguez.